miércoles, marzo 02, 2011

La crisis encubierta.

Una escuela en el campamento de refugiados de Kakuma, Kenia. ©UNESCO/D. Willetts.

Leo una noticia donde dice que los conflictos armados "roban" la posibilidad de educar a 28 millones de niños en todo el mundo, al tiempo que los expone a ser víctimas de la violencia, agresiones sexuales y otros abusos. Esto y más se ha podido leer en un informe de la Unesco en su informe global 2011 difundido este martes.

El informe se llama La crisis encubierta: conflictos armados y educación. Los conflictos armados, sigue diciendo, hipotecan el futuro de 28 millones de niños, y advierte que el mundo no va por buen camino para lograr en 2015 los seis objetivos de la Educación para todos suscritos por 160 países en Dakar el año 2000. Y aunque se han logrado progresos considerables en muchos ámbitos, se distará mucho de alcanzar la mayoría de los objetivos, especialmente en regiones en conflicto.
De los niños del mundo en edad de ir a la escuela primaria que están sin escolarizar, un 42%, esto es 28 millones, vive en países pobres afectados por conflictos.

En el periodo 1999-2008, 35 países del mundo se vieron afectados por conflictos armados. Los sistemas educativos se hallan en primera línea de esos conflictos, porque los combatientes consideran "legítimo" lanzar ataques contra los edificios de las escuelas, los alumnos y los maestros. En Afganistán, los ataques perpetrados contra centros escolares van en aumento: 347 en 2008 y 613 en 2009, como mínimo. Grupos de insurgentes en el noroeste del Pakistán perpetrando numerosos ataques contra escuelas femeninas, incluyendo uno en el que 95 niñas resultaron heridas. En el norte del Yemen, 220 escuelas han sido destruidas, dañadas o atacadas durante los combates entre fuerzas gubernamentales y grupos rebeldes entre 2009 y 2010.

El informe señala también que los conflictos armados están desviando hacia el gasto en armamento los fondos públicos que podrían emplearse en la educación. Entre los países en desarrollo más pobres del mundo, hay 21 que dedican al presupuesto militar más dinero que a la educación básica. Si todos ellos recortasen el gasto militar en un 10% solamente, podrían escolarizar a 9,5 millones de niños hoy día privados de escuela. Ante este panorama, me pregunto si aún existe alguien que crea en las mentiras de los tan cacareados Objetivos del Milenio, recordemos: erradicar la pobreza extrema y el hambre y el segundo en la lista, lograr la enseñanza primaria universal. Presenciamos en este siglo un inminente fracaso globalizado donde imperan los intereses armamentísticos y no el progreso humanitario. ¿Cuál es el significado de "progreso" cuando los principales ganadores en crisis globalizadas son aquellos Gobiernos e individuos que invierten en la industria armamentística especialmente cuando se suceden interminables conflictos bélicos?.

No lo olvidemos, junto a la privación de la comida, la falta de conocimientos es una de las causas más profundas de marginación. La pobreza niega la posibilidad de que un niñ@ pueda ser un gran profesional de las matemáticas por ejemplo o una excelente maestra, abogada o que un niño se atreva a soñar en ser inventor, médico o astronauta. Se le priva de una alternativa para labrarse un futuro. La humanidad está perdiendo grandes personajes que puedan cambiar el mundo....y quizás sea ya demasiado tarde para ello.

Alumnos palestinos estudian en una clase dañada tras un ataque Israelí en el campo de Bureij, en la franja de Gaza. Foto de Bernat Armangue / AP

5 comentarios:

escuchando palabras dijo...

Sienpre esta en la boca de todos decir, que queremos un mundo mejor para nuestros niños, cuando valos a comenzar?? besos

El Cofre De Sombras dijo...

Felicidades por tú fantástico Blog.
Un abrazo.

Www.gustavosanmiguel.blogspot.com

momo dijo...

Que bueno volver a leerte.
como te fué en V
BESOSSSSSS

Alicia Mora dijo...

Gracias Gustavo.
Momo, ya contaré algo sobre Vietnam, estos días estoy sin parar. Besos

Observador dijo...

Hay¡¡¡¡¡que engañados nos tenían haciéndonos creer que éramos clase media ,eufemismo para no discerníos clase TRABAJADORA que es lo que somos ,con nominas paupérrimas y pagando el banquete a los poderosos bancos y políticos corruptos, y como siempre los mas perjudicados los países pobres y sin dinero en las arcas de cooperación.
En fin que como siempre estos pendejos son los que ganan.
Besos