sábado, marzo 06, 2010

Escuela Ramala, Beirut.

Varios niños refugiados tras ser evacuados de Beirut después de los bombardeos del Ejército israelí en el 2006, dibujan en una pizarra su versión del bombardeo sobre la capital libanesa.

Queda poco para partir hacia Líbano y todos nuestros esfuerzos irán destinados a una escuela que se llama Ramala y cuenta con aproximadamente 530 alumnos. Se encuentra en Shatila, uno de los campos de refugiados palestinos que existen en Beirut.
Lo sorprendente, que ésta escuela está financiada por la UNRWA, agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestina en Oriente Próximo (agencia única dentro del sistema de la ONU) y sólo les proporcionan los libros de texto que una vez finalizado tienen que devolver a la agencia. No hay ningún tipo de ayuda para material escolar y las familias, con escasos recursos económicos se enfrentan a la compra de lápices, cuadernos, etc, año tras año.

Algunas veces me pregunto si los esfuerzos se verán recompensados alguna vez. Muchas cartas se han escrito pidiendo apoyo al proyecto Lápices para la Paz, muchas se han enviado, entre otras, a la Fundación Rachel Corrie para que nos ayude a formar una pequeña biblioteca que llevará su nombre, y el silencio es la respuesta. Como tantas veces que me he dirigido a diversas organizaciones que facturan miles de millones.

Pero estos obstáculos no nos impiden seguir con la determinación de proporcionar las herramientas educativas necesarias para los niños y niñas que viven en terribles situaciones. Sé que este proyecto es pequeño y humilde. Es una pequeña gota en el océano, pero sin esa gota, al océano le faltaría algo. No es mi frase, ya lo dijo Teresa de Calcuta.

Queda poco para embarcarnos a otra realidad que no sale en los grandes medios de comunicación. Os esperamos a tod@s para que viajéis con nosotros.

3 comentarios:

Mª Mercè dijo...

Alicia, iré contigo, con vosotros. Día a día. Como siempre, desde que conocí a Lápices.

Un beso.

Alicia Mora dijo...

Gracias por estar siempre ahí! un beso lapicera!!

Observador dijo...

Despege inmediato de lapices en tierras libanesas ,como siempre esperare vuestros post y deseando que todo salga bien ,el futuro de es@s niñ@s puede depender de un lapiz y un cuaderno .Animo