martes, marzo 16, 2010

Vacunas inalcanzables.

África lucha contra la polio: La campaña de vacunación se dirigirá a unos 85 millones de niños de 19 países del centro y oeste de África. (Foto: Kate Holt EFE).

Hoy he leído que hacen falta 4.300 millones de dólares para vacunar a niños del Tercer Mundo: La Alianza Global de Vacunas sólo tiene cubierto el 40% de sus necesidades hasta 2015.
En 2000, los líderes de 189 países firmaron el acuerdo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En ellos, se comprometieron, entre otras cosas, a reducir la mortalidad infantil en dos tercios para el año 2015. Según el último informe de UNICEF, en 2008 murieron 8,8 millones de menores de cinco años, una reducción importante desde 1990, cuando se registraron 12,5 millones de decesos, pero insuficiente.

Mientras releo esto sé que hoy en día los alimentos y complementos dietéticos mueven 224 millones de euros, es decir que las ventas de productos para adelgazar aumentarán este año 2010. Existen cientos, millones de medicamentos que son registrados e investigados bajo una premisa: que sean rentables. Y mientras se gestan nuevos productos de adelgazamiento, cada día muere un niño por falta de vacuna. Las paradojas de las sociedades tecnológicamente "avanzadas".

Hace ya casi más de siete años, hubo una conferencia en la Organización Mundial de la Salud, en el que se marcó un claro objetivo: que el nivel sanitario de todo el que habitase en el planeta fuera tal que les permitiese llevar una vida social y económicamente productiva. Salud global para todos, sin excepciones, sin diferenciar en qué país te ha tocado nacer. Pero nada tienen que hacer los "Objetivos de Desarrollo del Milenio" frente al ánimo de lucro y la voracidad de ciertas empresas farmacéuticas.

Sueño con una gestión sanitaria donde sea accesible para todas aquellas familias de escasos o inexistentes recursos y así prosperar en una atención asistencial sin necesidad de ver morir a sus niños y niñas. Pero hoy por hoy, en cualquier rincón más desfavorecido de este planeta, el dinero es el que manda. La pobreza también significa morir antes que los habitantes de los países más ricos por el único motivo de no tener dinero para conseguir medicamentos. Y ésto, desgraciadamente seguirá estando en la memoria de los que no tienen nada.

8 comentarios:

Silvano Baztán dijo...

¡Hola, Alicia! Sería interesante que te plantearas el tema sin los condicionantes que la sociedad ha marcado como leyes indelebles.

¿Quién ha comprobado que hayan sido las vacunaciones masivas lo que ha generado una disminución tan drástica de la mortalidad infantil en los países desarrollados? Existen gráficas muy evidentes (no hace mucho organicé unas charlas con el tema de las vacunas) de que la mortalidad infantil se disipó en fechas anteriores a las vacunaciones masivas.

¿Qué ocurre con los efectos secundarios de tales productos? ¿Por qué tienden a silenciarlos? ¿Por qué esa epidemia de Polio en Nigeria tras la vacunación masiva organizada por la OMS, curiosamente motivada por el mismo subtipo que el vacunado?

¿Por qué no empezar con ayudarles a organizar un hábitat salubre, con alimentos y agua en condiciones? En lugar de eso, el primer mundo les está usurpando sus materias primas y les da como regalo la contaminación de sus tierras, de sus ríos, la siembra del S.I.D.A., la muerte. Y no pienses que es mezclar "churras con merinas".

Salud para ti y los tuyos.

Soledad Sánchez M. dijo...

Alicia, me he permitido enlazar en mi blog tu post anterior, Montaña de humo... todavía sigo impresionada.

Un beso.

S.

Amando Carabias María dijo...

Perdón, buenas noches...
Llego hasta aquí después de leer el post anterior en el blog de Soledad Sánchez Mulas. Te enlazo en mi blog que es más bien literario que otra cosa, pero me ha impresionado tu blog.
Sobre esta entrada en concreto, diré que las palabras de Silvano me parecen muy a tener en cuenta.
Pero, por otra parte, entiendo tanto la urgencia que demanda la situación que quizá el camino, como tantas veces, pase por un equilibrio entre las dos posturas.
Quizá no comente mucho, pero seguro que te leeré y, si no te opones a ello, en alguna ocasión seguro que tendré oportunidades para enlazar tus entradas.
Perdón por el rollo

Malena dijo...

Hola Alicia. Vengo desde el blog de Soledad Sánchez en el que nos recomienda conocerte a tí y a la labor de concienciación que haces. Me alegro de haber venido. Gracias por todo lo que haces. Volveré.

Un beso.

Malena

Flamenco Rojo dijo...

Alicia yo también acabo de llegar a este lugar...me lo ha recomendado Amando Carabias...Me recuerda mucho a otro de una amiga común, Beatriz, su Blog/página web: Solidaridad y Paz. Te seguiré.

Un abrazo.
Pepe

Beatriz Ruiz dijo...

Bueno Flamenquito, aquí estoy...

Yo pienso que Silvano está muy acertado, por desgracia... Y sobre la ONU y los objetivos del Milenio mejor ni hablamos... No sería agradable...

Sin embargo os felicito por el blog y mucho... pues cada vez somos más los que denunciamos la injusticia, la insolidaridad y el desastroso reparto de riqueza en este mundo...

La pobreza está generada por la excesiva riqueza... la lucha debe ser contra esta última...

Mis saludos más solidarios...

www.solidaridadypaz.com

Alicia Mora dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, y visitas. Se agradecen. Esta es vuestra casa lapicera. Besos


Hola Silvano,
Los estudios del descenso de mortalidad gracias a las vacunaciones y en general los servicios sanitarios y/o programas de salud pública se han estudiado desde hace mucho tiempo, entre los que se destaca a Mackenbach. (Es curioso acabo de terminar una asignatura de Salud pública)
Coincido contigo en parte, mucho se ha abusado de las vacunaciones a veces no lo suficientemente comprobadas en tercer mundo, pero mucho se ha ganado por los pequeños con vacunas tales como la difteria, el tétano y la tos ferina que puede ayudar a prevenir estas enfermedades. Claro que se puede más que ayudar, “enseñar y formar” a organizar un hábitat saludable como dices y también fomentar la gestión del agua. Pero también incido en gestionar unos recursos sanitarios que pueden ser alcanzables para toda la población independientemente de sus recursos económicos.
Gracias por tu aportación, un abrazo,.

Observador dijo...

Hola Alicia!! Como siempre que puedo te leo y hoy traes un tema espinoso a juzgar por los comentarios anteriores con los que estoy de acuerdo en parte.
Ya sabemos que el tema del agua y su salubridad en ciertos países es algo que no se puede obviar ya que no siempre agua es vida y eso se ve en países cuya industria es altamente contaminante y sus gobiernos miran sólo la riqueza del país y no tanto la salud de su población, en cuanto al tema de la necesidad o no de ciertas vacunas es cierto que a veces las industrias farmacéuticas miran la cuenta de resultados y no tanto la necesidad de esas vacunaciones (gripe A, p.ej.)pero no por ello vas a dejar de vacunar a una población indefensa y en ocasiones mal nutrida..
En fin Alicia te leeré en el Líbano ,hasta pronto y besos .