martes, abril 29, 2008

Tsunami no tan silencioso.

La FAO acaba de anunciar que la hambruna podría matar a más de 100 millones de personas (40 países en situación de «extrema emergencia»). El encarecimiento de los precios de los alimentos está causando una enorme crisis alimentaria.
Las causas de la crisis están en el alza del precio del petróleo, el boom de los biocombustibles, el aumento de la demanda en los países en desarrollo y los efectos del cambio climático como son las inundaciones y las sequías que arruinan las cosechas, el consumo desmedido del mundo occidental, los desastres ecológicos juega un papel importante en esta recesión.
Desde esta parte del mundo la escasez es evidente. La ayuda internacional llega, pero no es suficiente para toda la población de refugiados saharauis. Ayer un niño me comentó que sólo hace una comida al día. No es de extrañar, es un milagro que se mantengan sólo con carne de camello y de cabra, algunas hortalizas de la huerta extremeña que se distribuye por todo el municipio de Dajla, gestionada por mujeres saharauis y otros productos procedentes de Argelia a unos precios desorbitados.

Gavilia es tajante, el precio de un cartón de leche ronda el euro, igual que una pequeña caja de té. El aumento de los precios en los alimentos de consumo básico es una tendencia a nivel mundial, y esto tiene visos de continuar durante más años.
Ahora con estas perspectivas de futuro, donde el hambre es y será protagonista, peligra la recepción de la ayuda internacional que llega (y cada vez menos) a los campamentos de refugiados de Tinduf.
Las voces que se oyen son claras, el primero de los Objetivos del Milenio que tan cacareados fueron expuestos por la ONU para el 2015 se convierten en papel mojado si se continúa de esta forma. El principal de estos objetivos es "erradicar la pobreza extrema y el hambre", difícil tarea cuando, según denuncia la FAO, la crisis alimentaria está causando un "tsunami silencioso".

Ali de aproximadamente dieciséis años, uno de los hijos mayores de Denbet, tiene una pequeña tienda en su destartalado coche donde vende productos básicos, tabaco y algún que otro dulce para ayudar en la economía familiar.
Quizás no sepa lo que significa “tsunami” ni sepa la manipulación mercantilista del Fondo Monetario y el Banco Mundial, pero sí conoce en primera persona el significado de carestía alimentaria, la escasez con que se enfrenta él y su familia y los malabares que hace su madre para que coman al menos una vez al día.
Y desde este, llamado "primer mundo" la situación de la crisis alimentaria es preocupante pero para este pueblo exiliado y refugiado, como para otros países pobres, la realidad se convertirá en un verdadero drama.
*Foto Alí con su coche-tienda, su hermano Mohamed y Gavilia.

9 comentarios:

migramundo dijo...

Vaya, hemos escrito de lo mismo hoy. El tema está candente y bien que se lo merece. Te añado. Un beso.

June Fernández dijo...

Como le decía a Migra, no tengo ni idea de qué se puede hacer para despertar a la sociedad de la anestesia que supone escuchar estas cifras cada día, ver niños famélicos en la tele...

Me ha interesado descubrir el concepto de soberanía alimentaria porque supone rebelarse ante el tema de los biocarburantes y de las exportaciones. Sobre ese concepto hice un reportaje que igual te interesa: http://diagonalperiodico.net/spip.php?article5531&var_recherche=june%2

Bea dijo...

Es trágico, cierto. tantas palabras rimbombantes para explicar una situación tan horrible. Si perdieran menos el tiempo en poner nombres a las situaciones y lo emplearan en hacer algo...

besitos

Alicia dijo...

Gracias June por ese reportaje.
Un abrazo,

creditos dijo...

El desastre de los biocombustibles
"Para que usted pueda echar biocombustible en su Prius y sentirse bien consigo mismo sin motivo alguno, gente de carne y hueso en lugares lejanos tendrá que pasar hambre hasta morir de inanición."
Mark Steyn
Para este viaje no hacían falta alforjas.

sonrisa Radiante dijo...

Un tema bastante preocupante, la verdad.Toda esa humanidad sin tener para alimentarse,pienso que se producirá una revolución.Las cosas no pueden seguir así.
Abrazos,besos:
S.R. :)

Observador dijo...

Ahora que leemos cada dia como la subida de las materias primas agrícolas continúa impulsando el precio de los alimentos básicos,ahora que ponemos caras a los que sufren con estas subidas(casi siempre para especular),gracias por este post,esperemos que sirva para levantar coinciencias.
P.D.-perdona por no entrar antes pues no he podido por razones laborales.Besos

Anónimo dijo...

El aceite de girasol, el trigo y la leche se encarecen entre un 23 y un 40% en un año
La subida de las materias primas en los mercados internacionales continúa presionando al alza el precio de algunos alimentos básicos en España....
http://www.elpais.com/articulo/economia/aceite/girasol/trigo/leche/encarecen/23/ano/elpepueco/20080506elpepueco_6/Tes

Gonzalo Javier dijo...

Hola.

Soy Gonzalo.
Les vengo a pedir ayuda para poder difundir lo mas posible mi blog sobre el calmbio climático
Hasta hace poco hice circular por internet una reflexión sobre el calentamiento global dejandola en los blogs que trataran sobre el tema o que estuviesen relacionados al medio ambiente.
Pero ahora he creado mi propio blog.
Denle un vistazo a mi blog y si les interesa y les gusta, por favor les pido que me ayuden.
No se muy bien como se maneja esto de los blogs.

Aca esta mi dirección de blog:

http://elgranretodelsiglo.blogspot.com/





Por favor mirenlo aunque sea primero.


desde ya muchas gracias.

Un gran saludo.