lunes, abril 07, 2008

Infames fechorías.

La llama olímpica recorre calles rodeada de recios guardaespaldas, percatándose de su propia fragilidad debido a los incesantes sabotajes de los activistas pro tibetanos y de los derechos humanos en China.

Hoy no se ha podido evitar la extinción de la llama en París, dicen que para evitar males mayores.
Curiosamente Pekín ha calificado estos actos por infames fechorías”. Refiriéndose a los manifestantes que interrumpieron la maratón de la antorcha olímpica en las calles de Londres.
Acciones de personas que defienden los derechos humanos, la población civil que grita y actúa frente a la vergüenza mundial llamada Pekín 2008 donde no llega la denuncia de la Comunidad Internacional y sí la ética ciudadana.
Foto. Tres activistas se suben al Golden Gate para colgar carteles y banderas contra China- AP

La antorcha de la vergüenza y de otras "infames fechorías" made in China.
Amnistía Internacional mediante su campaña ¿Y tú a qué juegas? nos deja una larga lista de constantes violaciones de todas las libertades fundamentales en China:
Los activistas que informan más ampliamente de violaciones de derechos humanos, cuestionan las directrices consideradas delicadas desde el punto de vista político o tratan de atraer a otras personas a su causa soportan cada vez más abusos.
Hay cada vez más informes sobre “arresto domiciliario”, tortura o juicio injusto de activistas chinos y sobre ampliación de los sistemas de detención sin juicio en Pekín en el marco de una operación de “limpieza” de la ciudad de cara a agosto de 2008.
A pesar de la adopción de una nueva reglamentación orientada a permitir que los periodistas extranjeros tengan más posibilidades de informar sobre acontecimientos de interés mediático en China, continúa la campaña represiva contra el periodismo nacional: encarcelamiento de periodistas y escritores, despido forzoso de personal empleado en medios de comunicación y clausuras de publicaciones.

Persiste la censura sobre Internet, que sigue llevando al cierre de sitios web, así como a endurecer más su control mediante la adopción de restrictivos reglamentos durante los últimos meses.
Muchas palabras que se consideran políticamente delicados siguen siendo inabordables, incluida la represión de Tiananmen de 1989, Amnistía Internacional, etc. Además, la lista de asuntos sufre continuos cambios. Las personas que caen en desgracia con los censores, aún pueden ir a dar a la cárcel o ser puestos bajo vigilancia rigurosa.

Decenas de periodistas y escritores se encuentran presos en China por informar de cuestiones consideradas delicadas desde el punto de vista político. Entre estas personas figura Shi Tao, que cumple una condena de 10 años por haber enviado un mensaje de correo electrónico sobre Tiananmen. La empresa Yahoo proporcionó a las autoridades chinas los datos de usuario de la cuenta de Shi Tao que sirvieron para condenarlo.
China es el país donde se llevan a cabo casi el 65% de todas las ejecuciones del mundo: en 2006 fueron ejecutadas al menos 1.010, aunque otras fuentes elevan la cifra entre 7.500 y 8.000.
Una larga lista que China no puede esconder por más tiempo. Es curioso cómo califican de fechorías actos que deberían recapacitar mentes dictatoriales que se encargan de organizar unos juegos olímpicos tan empañados con el beneplácito del COI y los intereses económicos de la inmensa mayoría de los países participantes.
Y mientras el portavoz de tan "ilustre frase", insistió en que la antorcha representa la grandeza de los ideales olímpicos de "paz, amistad y armonía" y por este motivo China decidió enviarla hacia una procesión global para animar a la gente "a que juntos construyéramos un mejor mañana".
Ahí queda eso.

3 comentarios:

Mariam dijo...

El COI se reunirá esta semana para estudiar si suspende el recorrido de la antorcha:
http://www.20minutos.es/noticia/367114/0/suspender/recorrido/antorcha/
Parece que se lo están pensando...

migramundo dijo...

Lo que tendría que haber hecho el COI es no conceder a China la organización de los Juegos Olímpicos porque la violación de los derechos en ese país no es nueva, se conoce desde hace tiempo. Una vez más ha podido el interés comercial que cualquier otro, de modo que de tales tempestades tales lodos. Saludos.

Observador dijo...

Opino igual que migramundo. El COI no debería haber concedido la organización de los Juegos Olímpicos por la constante violación de los derechos humanos.
Estos actos de protesta tendrían que haberse organizado antes. Propongo que no se compren sus productos y/o no se viaje a ese país entre otras medidas.Y que se presione a nuestros gobiernos para que no acudan a la cita olímpica.
Besos