miércoles, junio 06, 2007

Kim Phuc 1972, Zahra 2007.

8 de junio de 1972, Vietnam. Una imagen que sigue hablando del horror de la guerra.
"Quiero que cuando la gente vea esa foto entienda que no quiero más guerras en el mundo. Hay que acabar con las guerras. No debe haber más fotos de quemaduras de napalm. No sólo hablo de la guerra de Vietnam. No debe haber ninguna guerra. En Irak muere gente cada día. Es muy triste."Nick Ut, fotográfo.

El 8 de junio de 1972, un avión de Vietnam del Sur bombardeó con napalm la población de Trang Bang. Con la ropa en llamas, una niña de nueve años corrió fuera de la población. En ese momento, cuando sus ropas ya habían sido consumidas, el fotógrafo Nic Ut registró la famosa imagen. Permaneció en el hospital durante 14 meses, y fue sometida a 17 operaciones de injertos de piel debido a las terribles quemaduras del napalm.

El pasado 9 de mayo de este año llegó a Madrid Zahra, procedente de Bagdad. Una niña víctima de la guerra en Iraq. Sufrió un atentado bomba cuando fué a la compra y parte de tu tórax se abrasó debido al impacto de la explosión. Su hermano pequeño resultó ileso.
Ella tiene sólo un año más que Kim Phuc. Su imagen no quedó plasmada por ninguna cámara fotográfica, en ningún titular de prensa.
Zahra paso a englobar las estadísticas de víctimas diarias que esta guerra actual invade los medios de comunicación. Sufrió terribles quemaduras en tórax, brazos, cuello y parte del rostro. Como fue en su día Kim Phuc.
Y como ella, Zahra debido a sus grandes quemaduras se le contrajo el cuello y axilas. Ahora la rehabilitación es dolorosa, como las curas.
35 años de diferencia entre ambas niñas y el mismo motivo, el mismo horror que genera la guerra.

El próximo 8 de junio se cumplirá esos 35 años de la foto de Nick Ut. Son meses, días que ahora se convierte en un instante, en una visión reflexiva cuando contemplamos ambas fotos.

Qué poco ha aprendido el hombre, qué poco hemos evolucionado que volvemos a caer en la miseria y en el perpetuo estado de muerte lenta, ahora denominadas guerras quirúrgicas. Guerra por petróleo, tierras, llámese poder o el gran negocio de la fabricación y comercio de armamento. No ha pasado ningún día. No ha transcurrido los años. Es mentira.

*Foto Zahra antes de su primera intervención en el Hospital la Paz de Madrid. Apenas podía mover el cuello y los brazos debido a una gran coraza de piel requemada por la explosión del coche bomba.

Zahra es testigo directo, no sólo del logro de la supervivencia en Iraq, sino una representación mínima de cientos de niños y niñas que ahora, en este preciso momento puede ser víctimas de una bomba, de una bala perdida o de fuego cruzado en Irak, Afganistán, Sudán…
El pasado 17 de mayo Zahra fue intervenida en el Hospital de la Paz de Madrid, en la excelente unidad de quemados.
La Embajada de España, El padre Manuel Hernández, miembro de los Carmelitas Descalzos y último representante de una organización humanitaria española en Bagdad y la ONG Infancia Solidaria con su programa quirúrgico que consiste en traer a España niños y niñas necesitados de una intervención quirúrgica y que en ningún caso pueden realizarse ya sea por motivos de países en conflicto o de pobreza extrema hicieron posible el viaje.

El pasado lunes, Zahra se le volvió a intervenir. Le pusieron un injerto de piel que cubrió una gran parte de su cuello. Y con una increíble entereza, digna de una gran madurez, afronta este nuevo reto.
Porque Zahra es una niña fuerte, activa e inteligente.
Lleva dos años sin acudir al colegio debido a la guerra. Cuando hablamos con ella de esto, Zahra baja la mirada, la deja perdida y el horror de las calles de Bagdad se instala en la habitación del hospital. En silencio se queda flotando, pero no el dolor que permanece.

Cambia los escenarios, pero no las victimas. Tengo la certeza que la condición humana, la naturaleza es la de matarnos entre nosotros, además que ninguna guerra será la última.
Kim Phuc, Zahra, unidas en su destino, sin conocerse
.

Sigamos con:

13 comentarios:

Alberto dijo...

Magnífica entrada. Lo cual no supone que no sea horible tener que leerla.

El hombre lleva demasiados años tropezando en las mismas piedras. Unos intentamos avisar, a veces, a otros de que están a punto de tropezarse de nuevo (Millones en las calles contra la Guerra de Irak) pero esos pocos prefieren caer de nuevo por si al ver el suelo de cerca encuentran una moneda.

Vergüenza ajena se siente cada día al oir lo más mínimo sobre Irak, Israel, e infinitos etcéteras.

anab dijo...

Que valiente Zahra, y que triste leer el paralelismo entre las dos historias y ver que en 35años mientrás la tecnología, la economía, avanza a pasos agigantado en humanismo no solo no hemos mejorado sino que estamos yendo para atrás. Sin mejorar y perdiendo cada día un poco más de humanidad.

Menos mal que queda gente como tú y la gente de infancia solidaria para aportar un poquito de esperanza.

besos

Carmen F. dijo...

Su pequeño e inocente rostro es el del fracaso, el de la vergüenza, el de la injusticia, el de la violencia, el de la mentira, el de la cobardía, el del egoísmo, el rostro de la guerra...

Pero encontrarlo en un foro como éste hace q tb sea el rostro del amor, de la paz, de la justicia, de la verdad, de la solidaridad, del compromiso, de la tolerancia, del respeto, de la libertad, el rostro de la esperanza...

Gracias Alicia & company...

Un beso lleno de agradecimiento...

keku dijo...

Nos gastamos una pasta en crear bombas. Nos gastamos mas pasta en reparar el daño que hacen esas bombas.... cuyo único beneficio es el dolor y el futuro sesgado.

¿Quien puso la bomba? ¿americanos, chiies, sunies, suputadmadries???

Como si eso fuese lo más importante. Una infancia rota. Ese es el premio.

Me quedo con las palabas de Anab. Vamos pa'tras como el cangrejo.

Aunque duele muchísimo verlo y leerlo, muy buen post, amiga. Un beso.

Persio dijo...

magnifico el post!
saludos!

alicia dijo...

Es triste que no hayamos aprendido y volvamos a tropezar en la misma piedra ¿hasta cuando?

Lady Read Morgan dijo...

Hola Alicia y Teresa, es terrorifico, cada vez que veo esa imagen u otras como la de Zahra, pienso, ¿pero que pasa con los seres humanos?.

Un beso.

Lady Read

Wilde dijo...

La foto del 72 me ha dejado mareado, que fuerte...

y si, como dice alguien por ahí arriba vuestras entradas son buenísimas, pero es horroroso leerlas. Sorry!

Tenéis un mérito enorme, en serio...

Biquiños!!!

Manuel Márquez dijo...

Poco que añadir a lo que decís vosotras y los comentaristas anteriores. Y es que estas imágenes, desgraciadamente, se comentan solas... Sólo agradeceros el que esteis ahí, para que no dejen de verse, para que no haya olvido...

Un abrazo.

shere dijo...

Kim phuc, Zahara...dos caras de la misma moneda, dos caras de las consecuencia horribles de la guerra, dos niñas cuyos destinos han quedado marcados tragicamente por la mano del hombre , es terrible que nos hagamos tanto daño los unos a los otros... me quedo con la cara sonriente de Zahara , a la cual tuve el placer de conocer en el hospital de La Paz, la viveza de sus ojos y su inteligencia, a pesar de haber sufrido lo indecible con sus quemaduras sigue adelante ,luchando, demostrandose una vez más la dualidad del ser humano.

Besos amig@s.

Obervador dijo...

Si la foto del 72 la niña que fue quemada por napalm, fue impactante para medio mundo, la foto de Zahra ha sido impactante para mi mundo interior, tanto que no pude resistir conmoverme. Que pena que su historia, como otros tantos niños, pase desapercibida para el resto del mundo y acaben con la masacre diaria en Iraq.
Besos

maki dijo...

Hola guapas , q decir, verdad ??? ante tanto dolor y horror , no hay palabras para callar el alma ni silencio para gritar solo deseo q el mundo despierte y mi deseo junto al vuestro y al de las y los q pensamos igual ,se haga un dia realidad

Gracias por vuestra solidaridad y colaboracion ante las desgracias humanas q provokamos kuriosamente los mismos humanos , sin vuestra ayuda ese otro mundo nunka seria posible

Vuestra cociencia actitud y amor me hace daos la mano y decios hermanas engrandezcamos esta cadena de amor y de solidaridad y nunka nos rindamos

un fuerte abrazo de calor y gracias

besos preciosas

Alicia dijo...

Gracias a tod@s por los comentarios. Os seguiré informando de la recuperación de Zahra.
Un abrazo.
Lápices para la paz.