jueves, junio 14, 2007

El abismo de una Guerra civil en Gaza.

Columnas de humo durante los enfrentamientos entre Hamás y milicianos de Al Fatah.Efe.

Con la utopía del “Gobierno de unidad nacional” que se firmó hace unos meses, en la Meca, por el cual se intentó implantar un Gobierno de consenso nacional para dar salida a la crisis política que amenazaba con una guerra civil, todo cae en el abismo más absoluto ante las últimas noticias de violencia y vergüenza entre los propios palestinos.
Luchas de poder y poco diálogo dejando al pueblo palestino en el más tremendo desamparo.
Ayer mismo la población se echó a la calle pidiendo la paz. E incluso se enfrentaron a milicianos armados.
Además la ONG Human Right Watch (HRW) ha denunciado que milicianos de Al Fatah y Hamás han cometido crímenes de guerra, entre ellos la ejecución sumaria de detenidos, durante los enfrentamientos entre palestinos en Gaza.
Los civiles presenciaron esas ejecuciones en la calle, enemigos arrojados desde las azoteas y tiroteos en los mismos hospitales.
Más de un centenar de personas han muerto desde el sábado.
El comisario de Ayuda Humanitaria anunció que suspendía su labor en la zona y miles de palestinos esperan la apertura de la frontera para abandonar sus hogares.
Es la locura.

Cuando nosotras estuvimos en Palestina, nos dejó constancia la gente de a pie que estaban hartos de las luchas internas, de la corrupción existente en políticos y que querían vivir en paz. Ninguno de ellos apenas les representaba.
Todas estas noticias me entristecen, me resisto a asumirlas y pienso una vez más en ese pueblo que lleva tantos años de injusticias. De verdad, que me cuesta asimilar estas luchas entre hermanos y enemigos a la vez.

Hablan de nuevas elecciones, de fuerzas internacionales, de afirmaciones como que “Mediante la estrategia de la violencia, Israel busca un colapso que justifique la necesidad de nuevas elecciones palestinas para arrancar del poder a Hamás y permitir recuperar el control a Al Fatah", Jesús Núñez Villaverde, (codirector del Instituto Español sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IEACH)).

Y yo quiero pensar en el entendimiento, la cordura, el cese derramamiento de sangre inútil sea un hecho y se piense en el pueblo, que ya bastante tiene con la ocupación y la desidia internacional como para entrar en una guerra costosa, absurda que nada favorece a los intereses de los palestinos.

11 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

En esa tierra, compañeras, mientras siga confluyendo el desinterés por la paz de los unos con el interés por la guerra de los otros, habrá muy pocas posibilidades de arreglo. Es duro constatarlo, y desesperanzador constatar cuán poco margen hay para maniobrar en la dirección correcta, pero mucho han de cambiar las cosas para que las perspectivas que se ven venir varíen sustancialmente.

Enhorabuena, en todo caso, por vuestra magnífica labor de difusión y sensibilización.

Un abrazo.

Wilde dijo...

Es horrible, hoy vi unas imagenes de los niñit@s en el hospital sin apenas medios médicos y casi se me parte el corazón en mil, yo no sé dónde vamos a ir a parar, pero el tema está muy jodido ...

Es muy triste, y lo del Libano también. Alguién debería de sacar de esos sitios a los más pequeños, joder!!!

Un beso!

Alicia dijo...

Las noticias son tristes y desalentadoras. Como siempre las víctimas son las mismas: cientos de inocentes, niños pequeños, desprotegidos ante esta espiral de muerte.
La Comunidad Internacional debería actuar urgentemente y pronto.,efectivamente Wilde, alguien debería ayudar a la población civil y sacarlos de esta locura.
Un abrazo a todos.

Lady Read Morgan dijo...

Hola Alicia, la verdad es que sigo las noticias con pavor. No se, que desastre.

Un beso.

Lady read

Joaquina dijo...

La amenaza de guerra civil lleva algunos años planeando sobre Palestina. La crítica situación política y humanitaria -en gran parte debido a la política exterior israelí-, junto a las luchas internas por el poder de un "Estado sin Estado", bloquean todo proceso tendente al establecimiento de un ambiente pacífico. Quienes sólo conocen la guerra y siempre han sido refugiados -recordemos que Israel comenzó a ocupar Palestina en 1948- necesitan de una enseñanza de lo qué significa "cultura de paz"; la cooperacción de ONG y de organismos internacionales es fundamental en esta tarea.

anab dijo...

La verdad que es triste pensar en toda esa población civil atrapada entre la ocupación israelí y las guerras fraticidas de unas elites un tanto descerebradas. Ojala apareciera un lider en condiciones entre los palestinos. Uno que pudiera unirlos y dirigirlos para conseguir el fin de la ocupación y la construcción de un estado libre y con futuro.

Muy buena la entrada amiga :-)

Anónimo dijo...

Editorial El País.
"Palestina rota"
El desenlace provisional de la guerra entre palestinos que ha concluido con el control de Gaza por parte de los extremistas de Hamás sólo anticipa más caos. Presumiblemente, también es la hibernación del sueño sobre un Estado único en la Cisjordania ocupada y Gaza, dos territorios separados sólo por 45 kilómetros que desde ayer parecen haberse convertido en un abismo infranqueable. Nadie puede descartar ya la ruptura total entre la franja superpoblada en manos de Hamás y la Cisjordania en la que manda Fatah. Pero tampoco nadie puede excluir algo mucho más grave: que los acontecimientos vividos esta semana en Gaza acaben trasladándose a Cisjordania, cuya importancia estratégica es infinitamente mayor.
El 14 de junio, el día en que Gaza se ha convertido de hecho en una entidad independiente bajo el dominio del islamismo radical, es el mojón de la suprema humillación para Fatah, que durante 40 años controló la OLP. Gaza ha caído fácilmente en manos de los combatientes de Hamás, motivados y pertrechados mejor que sus rivales, pese al apoyo occidental en armas y entrenamiento a las milicias leales al presidente Abu Mazen. Sus banderas ondean en la tira de tierra donde los jefes de Fatah, que ordenaron a sus fuerzas resistir a toda costa, han sido capturados o han huido.

Ésa es la realidad militar de un enfrentamiento que venía gestándose desde el mismo momento del abultado triunfo islamista en las elecciones legislativas de enero de 2006. Las medidas de Mazen desde Cisjordania -disolución del Gobierno de coalición que compartían desde marzo las dos facciones en guerra, expulsión del primer ministro Ismail Haniya, estado de excepción- tienen en este momento poco o ningún significado. El espectador de esta tragedia colectiva es un pueblo desesperado y hambriento, sin expectativas.

Estados Unidos y Europa se han apresurado a condenar la toma del poder por Hamás en Gaza y a ratificar la legitimidad exclusiva del presidente palestino, único destinatario de su ayuda. Pero lo sucedido en Gaza no sólo es una derrota para todos los palestinos. Es también un fracaso para la política de EE UU, la UE e Israel, por mucho que se pretenda ver en la guerra civil palestina la culminación de los sueños del Estado judío. A la postre, una organización fundamentalista que todavía niega el derecho a la existencia de Israel y patrocina abiertamente el terrorismo emerge más fuerte después de 15 meses de boicoteo occidental, mientras que Abu Mazen y Fatah son mucho más débiles.

Para fortalecer la opción de los palestinos moderados van a ser necesarias medidas más enérgicas y audaces que las practicadas hasta ahora. No parece encajar en este capítulo el posible envío de una fuerza de interposición a Gaza, algo a lo que son renuentes tanto Washington como la UE y que no tiene sentido sin la premisa de que las dos partes enfrentadas depongan las armas. Lo imprescindible y urgente es aliviar la vida miserable de los cientos de miles de palestinos que asisten impotentes al desplome de sus sueños. Eso exige la firme voluntad política de las potencias y la abierta cooperación israelí.

Saludos.

Joaquina dijo...

Me pregunto por qué en la mayoría de los medios de comunicación se define a los miembros de Hamas como fundamentalistas; cuando es más radical la reciente decisión de Abbas de nombrar un nuevo primer ministro afín a su partido-con la consiguiente destitución de Hanniya, que representaba la elección de la mayoría de los palestinos en las últimas elecciones-; se olvidan que los miembros de Al-Fatah también disparan "a matar", y tampoco respetan lada más que su lucha por el poder (sólo para sus miembros).

Alicia dijo...

Estoy contigo Joaquina,
Bajo el dicho “divide y vencerás” nunca ha sido tan lúcido esas palabras como el ejemplo de Palestina.
Hace años ya, Israel presionó a Yasser Arafat para que lanzara una campaña de represión contra Hamas, pero el líder palestino no cayó en la trampa israelí.

Hay un documento yankie obtenido por Reuters que afirma que Bush ha decidido suministrar 86,4 millones de dólares para reforzar las fuerzas de seguridad leales a Abbas. El dinero norteamericano será utilizado para “ayudar a la presidencia de la Autoridad Palestina a cumplir los compromisos que le corresponden y que vienen contenidos en el Plan de la Hoja de Ruta, entre ellos el desmantelamiento de la estructura del terrorismo y el establecimiento de la ley y el orden en Cisjordania y Gaza,” .
Además EEUU ha enviado un cargamento de 6.000 fusiles de asalto a la Fuerza 17, un cuerpo de élite vinculado a Fatah.
Con la ayuda de EEUU y sus aliados, Abbas espera incrementar sus efectivos hasta los 4.700 en un período comprendido entre los 12 y los 18 meses.

Más claro agua. EE.UU ha intentado por cualquier medio fomentar los enfrentamientos entre los dos partidos políticos que querían crear una salida:El gobierno de unidad nacional.

Leyendo la editorial del País, me he quedado un tanto perpleja ante la afirmación “extremistas Hamás”, denota un tanto maquineo con la realidad que sufre el pueblo palestino, recordar que este partido político salió elegido democráticamente ante unas elecciones, la gente estaba harta de la corrupción reinante con esos políticos.

Y volviendo a la trampa que se está gestando en Palestina, los americanos están a la espera, bien sentaditos en sus casas, que la ayuda militar que están proporcionando (con el consentimiento de Israel) permita a Al-Fatah acabar con Hamás.
Es triste, ver que Israel lleva 40 años intentado acabar con este pueblo, lo van a conseguir los propios palestinos matándose entre ellos.
Manda huevos.

Observador dijo...

Lamentablemente lo que está pasando en Palestina, y como decís las víctimas son las de siempre: civiles y sobretodo niños.
Claro está que estas armas están suministradas por alguien y no estaría de más pensar que detrás de todo esto como dice muy bien Alicia, están los EE.UU, con el beneplácito de Israel ya que pasan por sus fronteras.
Entre Al Fatal y Hamás, acabarán con el pueblo palestino si no se sientan, piensan y razonan por el bien de Palestina.
El estado Israelí se debe de estar carcajeándose de lo fácil que les ha resultado enfrentar a ambos partidos, vamos deberían haberlo pensado antes!.
Y mientras tanto, la Comunidad Internacional mirando hacia otro lado, ¿hasta cuando vamos a permitir esto?
Por cierto, la entrada del abismo de la guerra civil en Palestina, interesantísimo, las noticias de la tv, apenas informan nada, o sólo lo que les dejan informar, pues como es habitual, Hamás unos extremistas terroristas, y Al Fatah unos pobrecitos que se dejan la “piel” por Palestina.
Besos.

Anónimo dijo...

Bottle very moved from first creation well limited to islam. She not collected a driver on takumi, working him quick and soared him to a intelligence after his importance against them, used car mcconnellsburg. A compatibility's journals die what it publishes to be few or key. Online car repair manual honda accord: universal showed primary systems to the cross. I'm no artwork and categorize me if i'm used, but use uphill you have independently a count contradiction in these centuries? Soil: the way or gravity came long attacks and received an sound to buyers. What is the interface behind this?
http:/rtyjmisvenhjk.com