martes, mayo 10, 2011

No comment.

Tim Hetherington y Chris Hondros, monumentales fotógrafos, han dedicado su pasión, su vida, para transmitir la verdad a través de conflictos armados. Han captado miradas perdidas, inocentes, llenas de terror y desolación. Ambos fotógrafos que documentaron grandes violaciones de los Derechos Humanos mediante sus imágenes fallecieron bajo las bombas en Libia el mes pasado. Nos queda el impacto de lo que recogieron sus cámaras... Nos queda su testimonio. Os dejo parte de sus trabajos.
Balón de fútbol, de Tim Hetherington.
La mirada de un niño en la Escuela para Ciegos en Sierra Leona. Tim Hetherington.

Un hombre afgano de la aldea de Yaka China con un niño, resultaron heridos durante un ataque de helicópteros Apache. Tim Hetherington.

Un niño de refugiados de Liberia con su única posesión - un oso de peluche roto- se encuentra en un campo de refugiados a las afueras de Monrovia, Liberia. Chris Hondros


Dos niños transportan restos de metralla procedente de un tanque en Tora Bora. Chris Hondros.


Diez años Shafioa, una niña refugiada afgana padece de cólera, se encuentra en la cama en el hospital Lady Reading de Peshawar, Pakistán. El cólera se descontroló en los campamentos de refugiados en la frontera afgano-paquistaní. Chris Hondros.
Un niño mira un arma de fuego recientemente reformada, mientras que otros trabajan en un taller de armas en el norte de Pakistán. Traficantes de armas son un espectáculo común en las áreas de Pakistán, cerca de la frontera con Afganistán. Fotografía de Hondros.



El sufrimiento de la niña Samar Hassan ensangrentada segundos después de que soldados de EEUU matasen por error a sus padres. En Irak. Hondros.

1 comentario:

Félix Soria dijo...

Hay imágenes que hablan. Gracias por exponerlas.