miércoles, septiembre 23, 2009

Al compás del tambor.


El niño comenzó a caminar lentamente. Un paso detrás del otro, con exquisito cuidado. Sus pequeños y temblorosos pies avanzaban por encima de una paupérrima cuerda. Nada bajo su cuerpo, ni un mísero colchón. Mientras, un adulto, quizás su padre iba dando golpes al tambor.
Sus brazos mantenían el equilibro con un largo bastón, al compás de un viejo tambor. Un pequeño equilibrista, con sueños de llegar hasta el final de esa cuerda que separa la realidad de los anhelos infantiles, de la ausencia de educación con la más absoluta explotación que desde casi los cuatro años de edad muchos niños y niñas están siendo utilizados en diversas formas de conseguir dinero para los adultos.

Me encontraba en un rincón de Nepal, un país donde el 85% de la población es analfabeta y los menores trabajan para mafias que se dedican a obligarles a pedir dinero a los turistas, transportando pesadas cargas incompatibles con sus pequeños cuerpos o trabajando en fábricas de alfombras.

El pequeño equilibrista seguía bajo el ritmo del tambor. No quise ver su rostro, ni sus ojos. Pero alcancé a ver la cara del adulto que le acompañaba. No había nada en su mirada. Absolutamente nada, al igual que un pequeño grupo que observaba expectante el triste espectáculo.

Quizás sobre esto, y sobre mucha más explotación infantil fue la chispa que Victoria Subirana, más conocida con el nombre de Vicki Sherpa, decidió dedicar su vida para luchar incansablemente contra las desigualdades sociales de niños y niñas, marginados, discapacitados y mujeres de Nepal. Quizás por esto, nació la Fundación Vicki Sherpa Eduqual (en el año 1990) con el objetivo de escolarizar a los niños y niñas más pobres de Nepal con la realización de diferentes proyectos basados en la pedagogía como herramienta transformadora de la sociedad.
*Foto Vicky Sherpa.

De regreso a Madrid me impacta una tremenda noticia de la suerte de Vicki Sherpa: se encuentra en un hospital de Katmandú (Nepal) desde hace varios días tras recibir una paliza por parte de la policía del país. Ella teme por su vida después de denunciar un caso de presunta corrupción (robo de fondos destinados a ONG's).

La lucha por un mundo mejor a veces se cobra una factura con precio prescrito. El sonido del tambor sigue golpeando no sólo el día a día de niños y niñas que no conocen otra cosa que trabajar para subsistir, ellos y los adultos que les guían, sino también gente valiente que dedica su vida a tratar de mejorar las miserias de este mundo. ¡Mucho ánimo Vicki Sherpa!.

....
Más: Documental Niños de Nepal: En Daleki School, la escuela fundada en Katmandú por la catalana Vicki Sherpa para los hijos de las familias sin recursos, los niños como Narbu o Sanjev sueñan con un futuro mejor. En la calle el niño Vicky pasa las horas con sus amigos buscando monedas con pasaporte para sobrevivir y soñar en el suelo frío del templo que les sirve de casa. Deependra sueña ser algún día como Toni, el hombre que los sacó de la calle y de la marihuana y lo llevó a vivir a una casa llena de princesas.
La permanente sonrisa de estos niños es lo único perenne en Nepal, donde por desgracia los sueños son tan frágiles.

13 comentarios:

Bubisher dijo...

Welcome Alicia, vuelves con fuerza!
Maravilloso el post, esta mañana he oído a Vicky Sherpa en TV, estaba totalmente desesperada, destrozada y muy asustada. Me ha quedado un mal cuerpo al oirla... y una gran impotencia. Ojalá le vaya bien.

Francisco O. Campillo dijo...

Yo también he leído la noticia sobre "Vicky Sherpa" y sigo perplejo.
.
Espero que vuestro viaje fuese provechoso ¡Bienvenida!

Mª Mercè dijo...

Bienvenida, Alicia!!

Al saber que ibas a Nepal, pensé que irías a conocer a Vicky Sherpa.

Cuando leía la noticia, me estremecí. ¿Cómo hay gobiernos totalitarios que no dejan funcionar a las personas de bien?

Espero que se cure pronto de las heridas y la puedan evacuar, hasta mejor momento.

Me alegra de que ya empieces con tus crónicas, que son de lo mejorcito que hay por la Red.

Un beso!

Señor Naranja dijo...

Hace un tiempo me encontré con este blog. Que ni decir tiene que me quedé sobrecogido al verlo, viendo todas las injusticias que pasan en nuestro mundo. Pienso que es necesario, para ver lo que pasa por el mundo, para salir de la "burbuja" que tenemos que no nos deja ver más allá de nuestras narices, y a ver si dejamos de ser tan injustos y tan egoístas y hacemos algo por ayudar. Por eso admiro a la gente que lo hace (como Vicky Sherpa). Gracias a ellos tenemos un mundo un poco mejor.
El post me ha dejado sin palabras. Creo que con lo que acabo de poner queda un poco reflejado lo que quiero decir sobre el post. ¿Cómo es posible que pasen esas cosas? ¿Cómo es posible que sólo nos interese nuestro beneficio?
Señor Naranja.
P.D.: Y yo teniendo un blog tan supérfluo como el cine... Menos mal que hay algunos filmes que te relatan la realidad tal y como es y no como pensamos que es.

Alex dijo...

hola Ali!
ya estais aqui de nuevo, a ver si nos vemos. Espero que el viaje haya ido genial
1besote fuerte.
Muy bueno el post de regreso.

Observador dijo...

Esta noticia es como un golpe en el estomago de esta sociedad occidental que todo lo fagocita y que destruye los sueños de los mas débiles. Sólo espero que salga de esta y siga esa labor tan necesaria para ese pais(Nepal).
Veo que bienes con fuerzas renovadas para enseñarnos todas las injusticias contra la infancia.
P.D.- en estos días tan convulsos en lo laboral tú blog es un soplo de esperanza. Besos

qaesar dijo...

Bssssss

MIGUEL NONAY dijo...

Hola Alicia.
Impresionante y fantástica entrada.
Menudo viaje¡¡¡¡
Me encanta que estés de vuelta para poder leerte y disfrutar con tus relatos.
Besotes desde Zaragoza
Miguel
--------------
www.miguel-asaltodemata.blogspot.com

Alicia Mora dijo...

Gracias amigos por vuestros comentarios. Aún cansada del viaje os agradezco que estéis ahí!!
Un abrazo y..seguimos!

Asha dijo...

Perdona Alicia
¿Dónde puedo localizar el documental de Niños de Nepal?

Un abrazo

Alicia Mora dijo...

Hola Asha,
miré en Torrent por si se podía bajar pero no hay archivo. Lo mejor es ponerse en contacto con la ONG de Vicky por si puede mandarte alguna copia.
Se que fue Goya al mejor documental 2004 por lo tanto un poco difícil acceder al vídeo.
Un abrazo

Asha dijo...

Muchas gracias Alicia
por cierto, me encantaría adquirir alguna que otra camiseta de las vuestras, ¿cómo os puedo hacer el pedido?

Alicia Mora dijo...

Gracias a ti Asha.
Vamos a sacar otro modelo de camiseta...pronto lo pondré en el blog.
Un beso