domingo, agosto 29, 2010

Estudiando por el mundo.

Dedico la entrada de hoy en Lápices a los miles de niños y niñas que tienen grandes dificultades para acceder a la educación y/o permenecer con su formación en varias partes del mundo. He querido dejar un pequeño ejemplo de los muchos que hay. Recordad los Objetivos del Milenio: Garantizar que todos los niños y niñas finalicen un ciclo completo de enseñanza primaria.- Eliminar la desigualdad de género en enseñanza primaria y secundaria, preferentemente en 2005, y a todos los niveles en 2015.
Pero se estima que en ese año 47 millones de niños y niñas seguirán sin ir a la escuela y que el continente africano no alcanzará, en su totalidad, este objetivo hasta el año 2150.

Estudiando en Afganistán. Una niña afgana recibe tratamiento médico por la intoxicación en un hospital de Kabul.- EFE
46 alumnas y nueve profesores de una escuela femenina de Kabul tuvieron que ser hospitalizados en la capital afgana tras quedar inconscientes, el miércoles, a causa de un supuesto ataque con gas tóxico perpetrado por fundamentalistas islámicos. Con este, ya son 17 los ataques registrados este año contra escuelas femeninas afganas, cinco de ellos en Kabul, según el Ministerio de Educación.

Estudiando en Gaza. Alumnos palestinos estudian en una clase dañada tras un ataque Israelí en el campo de Bureij, en la franja de Gaza. Foto de Bernat Armangue / AP
Según un informe de la ONU hay un importante
aumento de las restricciones de Israel a los palestinos de Gaza entre los que se destaca la dificultad de acceso a las diferentes escuelas, siete de las cuales están dentro de las zonas restringidas.

Estudiando en Haití: Al menos un millar de niños, de entre 10 a 16 años que sobrevivieron el terremoto de Haití, se han inscrito en las escuelas públicas de Miami y Fort Lauderdale, sumándose a la mayor concentración de isleños en Estados Unidos.

Estudiando en Sudáfrica: Las escuelas del apartheid continúan oscureciendo el futuro de Sudáfrica. En la fotografía, dos niños, uno blanco y otro negro, estudian en el colegio, de Reuters.

Estudiando en Etiopía. Según una encuesta dirigida de UNICEF, más de 7,8 millones de menores etíopes -de los que 4 millones eran niñas- no recibían educación. La razón más importante para no asistir a la escuela (la que dio el 69%) fue que los progenitores no podían pagar la matrícula escolar. A eso se añadía la falta de materiales escolares, la segunda razón más importante dada por el 29%; las familias no podían comprar los artículos básicos como uniformes, libros, lápices y papel.Otros obstáculos que se observaron en la encuesta fueron que los niños y niñas permanecían en sus casas para trabajar (18%) y para llevar agua (8%); y que tenían que recorrer un largo camino andando (13%) o no había nadie que les acompañase a la escuela (7%). Fotografía de A. Mora, alumno beneficiado del proyecto Lápices para la Paz Etiopía 2009, escuela rural Girmama.

Estudiando en India. Existe un colegio llamado Gokul en Bhugaon, a 130 kilómetros de Mumbai, India que alberga entre sus aulas estudiantes huérfanos e infectados por VIH. Estimaciones oficiales señalan que en la India viven 2,5 millones de personas con VIH, pero en estos cálculos no entran los niños. El gobierno considera que alrededor de 50.000 menores de 15 años se infectan cada año en el país, pero nadie les toma en cuenta. Son la cara más olvidada de la epidemia. Fotografía de Arko Datta, Reuters.

Estudiando en los Campamentos de Refugiados Palestinos de Beirut. Más de 400.000 están distribuidos principalmente en 12 campamentos alrededor del Líbano. Viven en unas condiciones deplorables de masificación, sin infraestructuras adecuadas y con escasa cobertura de sus necesidades básicas. Los menores sólo pueden ir a escuelas de la ONU que ofrecen educación básica. Posteriormente los jóvenes palestinos en el Líbano tienen graves dificultades para acceder a la educación secundaria pública libanesa. Aunque en teoría tienen la posibilidad de pedir plazas en estos colegios (el 10% de las plazas están reservadas para extranjeros), la realidad es que es casi imposible conseguirlas. Miles de refugiados se sienten frustrados y una de las salidas es la inmigración. La UNRWA se ha visto obligada a hacer una excepción a su mandato y abrir seis colegios de secundaria en el Líbano.
Foto de Lápices para la Paz, niña refugiada palestina en la escuela Ramalla, campo de refugiados Shatila, Beirut.

Estudiando en Tanzania. Fotografía de © Alida Vanni. Más de 300 jóvenes albinos en Tanzania han sido abandonados por sus padres en escuelas para discapacitados

Uno de los centros es la Escuela Kabanga, en la región de Kigoma, al oeste de Tanzania y muy cerca de la frontera con Burundi. En este centro se atendían las necesidades educativas de personas discapacitadas, y fue uno de los primeros en recibir a niños y adultos albinos que huían aterrorizados de sus aldeas. En total, hoy acogen a 55 albinos, a los que han integrado en el programa de discapacidad junto a 44 ciegos, 22 discapacitados físicos, 15 sordos y otros 13 con algún tipo de discapacidad. 147 personas con discapacidades especiales, que se unen a los 659 alumnos de educación primera y sin discapacidad a los que también da educación la escuela.

6 comentarios:

Mª Mercè dijo...

Alicia, con esta entrada me inclino ante tí. Está genial!
Cuánto te admiro!

Un fuerte abrazo!!

Lola Mariné dijo...

¡Que situaciones tan tristes!
Y lo peor es que no se ponga demasiado interés en solucionarlo.
No sabemos la suerte que tenemos los que vivimos en el primer mundo.
Un beso.

Observador dijo...

Educación básica para tod@s en el 2015??? que entelequia para algunos gobiernos sobre todo si como en el caso de países africanos su PIB no les alcanza ni para pipas,ahora eso si desde el primer mundo les vendemos las armas que usaran en sus guerras mientras les esquilmamos sus riquezas,o como en Haití sólo intervenimos si ocurren desgracias y que decir de India o de los campamentos de refugiados palestinos gestionados por la ONU.
Lo dicho una quimera que me gustaría que se hiciese realidad pero que hoy día es algo difícil de ver,en cuanto al blog muy bien enfocado.

Alicia Mora dijo...

Mª Mercé, la admiración es mutua.
Gracias a tod@s por estar ahí.
Abrazos!

Borja dijo...

Quiero creer que alguno (muchossss!) d estos niñ@s superarán todas las dificultades con las que deben lidiar. Y se volverá futuro, en parte también gracias a esos lápices capaces de pintar azules imposibles;-)

Alicia Mora dijo...

Claro que si Borja,
muchos los superarán...! tienen unas ganas increíbles para superarse.
Gracias,
un abrazo