jueves, agosto 05, 2010

El regalo de Naomi.


- “La suerte que tenemos los que hemos nacido en Senegal es que nuestro país no hay petróleo, no hay oro ni diamantes….”

Es lo que me dijo un amigo senegalés el pasado mes de julio mientras se lamentaba de lo que estaba sufriendo el gran continente africano por disponer de grandes tesoros que son explotados para el llamado primer mundo como el coltán, para subvencionar guerras interminables mientras la población malvive en la miseria, sufriendo desastres humanitarios y medio ambientales.

Y me habló de los diamantes de sangre en Sierra Leona. Unos diamantes que debido a su importación directa o indirecta fue la fuente principal de la financiación de una depredadora y cruel guerra que afectó de manera cruel a una población civil desprotegida.

Hoy mismo, la modelo
Naomi Campbell reconoce que recibió diamantes sin pulir (textualmente dijo “dos o tres pequeñas y sucias piedras”) asumiendo que provenían de un personaje llamado Charles Taylor, criminal de guerra que está siendo juzgado desde enero de 2008 en La Haya por once cargos de crímenes de guerra y contra la humanidad por su implicación en el conflicto civil que asoló Sierra Leona entre 1991 y 2002.
A Naomi le dieron su regalo después de una cena de la Fundación Infantil Nelson Mandela en casa del ex presidente sudafricano en Johannesburgo, en septiembre de 1997, cuyo invitado era el que ahora está siendo juzgado, Charles Taylor.
Ahora, decidme cómo una Fundación Infantil se permite llevar entre sus invitados a un fanático religioso, guerrillero y comerciante sin escrúpulos de todo lo que podía genera caja: diamantes, oro, caucho, armas…
Además en los seis años de guerra civil desatada por Taylor murieron más de 200.000 personas y otras 800.000 tuvieron que salir de un país cuya población no alcanzaba los tres millones de habitantes. Eso sin contar con los miles de niños y niñas soldado que se reclutaron gracias a su contribución con la lucha del Frente Revolucionario Unido (FRU) de Sierra Leona.
El final de los pedruscos es un tanto contradictorio: Naomi dice que fueron donados a la propia Fundación Infantil Nelson Mandela y dicha Fundación lo niega.

Más: La película Diamante de Sangre (Blood Diamond), de Warner Brothers:
Ambientada en la situación de caos y guerra civil que sufrió Sierra Leona en la década de 1990, Diamante de Sangre cuenta la historia de Danny Archer (Leonardo DiCaprio), mercenario sudafricano, y Solomon Vandy (Djimon Hounsou), pescador de etnia mende. Ambos son africanos, pero sus historias y circunstancias no podrían ser más distintas... hasta que sus destinos confluyen en una búsqueda común para recuperar un raro diamante rosa, que puede cambiarles la vida.


7 comentarios:

Mª Mercè dijo...

He oído la declaración de la modelo: “dos o tres pequeñas y sucias piedras”.

Y luego dice que las regaló a la Fundación.

Pregunto ¿sabía que eran diamente manchados de sangre y por eso se los sacó de encima? O, como sólo eran unas piedrecitas, ¿las regaló sin más?

¡Cuánta porquería hay en el mundo y en las personas!


Un besazo, Ali.

Observador dijo...

Lo que hace la inocencia...pobrecita la Naomi C. Ahora que viendo las noticias y a tenor que la sensación confirma que la Fundación no ha recibido nada....¿quién tendrá esos diamantes?
Estoy de acuerdo contigo en que es un tanto contradictorio que una Fundación de ayuda a la Infancia invite a este tipo con las manos tan llenas de sangre y con tantas vidas infantiles cercenadas.
Besos

Patrick dijo...

Vengo desde España, país de pandereta. Me ha encantado descubrir este tu blog y el proyecto que conlleva.

Si puedo hacer cualquier cosa para promocionarlo o ayudar de cualquier modo, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Saludos!

Alicia Mora dijo...

Hola Patrick!
Gracias por tu ofrecimiento. Estaremos en contacto!

Simone B dijo...

Vi las declaraciones de Naomi y me dio vergüenza ajena..quieres decir que recibiste tres o cuatro diamantes sin pulir y no sabías de dónde podrían venir?..cualquiera con un mínimo de diferencia sabría de donde vienen y que están manchados de sangre.

Saludos y gran blog, he leído varios de tus artículos y me han gustado mucho

Alicia Mora dijo...

Gracias Simone,
esta es tu casa.
Un abrazo!

Mariam dijo...

Menudo morro tiene la tia!