lunes, junio 14, 2010

Lápices para la Paz se prepara para los niños y niñas del Gallinero.

El Tercer Mundo en Madrid. El Gallinero, un poblado de infraviviendas en Madrid. Foto de Jorge París.
_____________
La población chabolista del Gallinero, la Calcuta madrileña junto a la A-3, a tan sólo 14 kilómetros de la Puerta del Sol de Madrid, será nuestro inminente destino.
Varios de los menores de El Gallinero suelen jugar desnudos entre la basura y el agua sucia. Jorge París.
No nos dirigimos a algún rincón perdido de África ni paupérrimo Campo de Refugiados, sino en nuestro mismo país europeo y occidental.
Los niños de la barriada marginal del Gallinero no juegan con perros, sino con ratas. 200 familias aproximadamente rumanas malviven entre basuras y según nos cuentan los derechos educativos están sólo en papel.
Recibí un mail de la empresa Evacolor donde después de localizar a Lápices para la Paz en la red nos ofrecía donarnos más de 15.000 lápices, bolígrafos y diverso material escolar. No me lo pensé dos veces. Esta vez actuaríamos en Madrid.
Estamos preparando la entrega coordinados con el padre Agustín Rodríguez, el cura hippie según le llaman y varios voluntarios que trabajan con los chavales de la barriada.
Pronto veréis los resultados.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Alicia, mucha suerte en la entrega, sois geniales. Parece mentira que estas imágenes hayan sido tomadas en nuestro país. Queda tanto por hacer!
Me da mucha pena no poder compartir esta actividad contigo.
Un abrazo lapicero de tu compa Tania.

Rafa dijo...

Gracias, Alicia, y ánimo de nuevo en vuestra tarea por hacer de este mundo algo más humano. Y mi reconocimiento también al sacerdote que trabaja día a día en el Gallinero... sólo Dios sabe ver en lo escondido

Mª Mercè dijo...

Toda mi admiración hacia tí y los que te acompañan.

Un fuerte abrazo solidario!

Anónimo dijo...

Solo hace falta mirar a nuestro alrededor y ver lo que algunos no quieren ver pero que existe, estamos de un modo contigo, aunque sea poniendo un comentario, votando, leyendo.... no estas sola. Besitos.dirnaa

Borja dijo...

Uno de mis primero contactos con la realidad de la pobreza y de los menores en España fue escuchando a una persona de Foessa. Quedé impresionado de ver lo que había detrás de la puerta de casa. De eso hace tiempo. Lo cierto es del mismo modo que a mi reconozco que me sorprendió, estoy seguro de que hay mucha gente que DESCONOCE esta realidad o la achaca a criterios morales culpabilizando (insisto, la mayoría en su desconocimiento) a los ¿adultos? responsables.

Es obvio que las criaturas que salen en tus fotos, los niños que viven en esas condiciones carecen de oportunidades siquiera vitales para poder conseguir integrarse. Tampoco sus cuidadores (cuidadores que muchos no saben o no tienen los medios ni para cuidarse) saben nada de la teoría de las 3 zonas ni rollos que se usan para explicar que hay un punto de no retroceso. Ellos nacieron mas allá de los límites de la última frontera.

Es por eso que la labor no visibilizada, no apoyada apenas, no reconocida adquiere una grandeza extraordinaria.

Gracias a tod@s los que estais en el tajo

Un abrazo

Alicia Mora dijo...

Gracias a ti Borja por esas palabras.....un abrazo!!