sábado, enero 16, 2010

Héroes.

Óscar Vega Carrera, bombero leonés afincado en Valladolid, rescató anoche de los escombros de su casa en Puerto Príncipe, a Redjeson Hausteen Claude, un niño haitiano de dos años que estaba sepultado desde el terremoto del pasado martes. Reginald, padre del pequeño, fue testigo de la escena. Vega es uno de los seis bomberos del Grupo de Rescate de la Junta de Castilla y León desplazados a Haití.- AP

Que es para vosotros ser un héroe.

¿Acaso quedan? Y si los hubiera, salen reflejados en los medios de comunicación? Y la pregunta que lanzo, ¿interesan?.
Hay gente empeñada en que algunos personajes sean etiquetados de héroes de la humanidad, como por ejemplo el que recibe el premio Nobel de la Paz. Pero nos asola la duda de que aquellos al que le dan cobertura son merecedores de tal honor. Si se ha distinguido alguna vez por sus acciones extraordinarias, valerosas en pro de la humanidad.
Qué código de valores tiene como virtud y qué ha hecho durante su vida que podamos aprender de sus modelos de conducta para hacerlas nuestras.

Vivimos en una época de imágenes, impactos, espectáculo mediático y circo que gira en torno a una comunicación que nos bombardea. Hoy en Haití, que acapara casi toda la información. He visto tremendas escenas que se podían haber obviado. Pero afortunadamente sale a la luz historias individuales de la catástrofe, grandes gestos que se anteponen ante la devastación.

Y aunque el título del periódico El País sea “El rostro de la tragedia”, yo veo el rostro de un héroe anónimo, que existe. Una persona real como es Óscar Vega, bombero que rescata a personas. Existen héroes, sí.
Hoy en la imagen de este bombero, otros no saldrán jamás en ningún titular. Mujeres que por ejemplo avanzan entre la oscuridad del fundamentalismo y aún así continúan adelante cada día, niños que intentan estudiar entre metralla o aprenden una profesión con el recuerdo de haber sido secuestrado para ser soldado cuando tenía cuatro años.

Personas que hacen frente a fin de mes con cuatrocientos euros, una hipoteca de mil e hijos en edad escolar. Y hacen frente, como pueden.

Quizás lo que haga más falta ahora, en la televisiones, en la radio, en la prensa son historias humanas. Que calen, que alienten, que den esperanza. Seguiremos esperando...

6 comentarios:

Bubisher dijo...

Alicia, esto que te lo publiquen en algún medio, es lo más sensato y bien escrito que he leído hoy sobre Hattí.
Un beso. Cuando te vas a Líbano? Yo el 30 al Sahara.
Hasta la vuelta.Luisa.

Alicia Mora dijo...

Gracias Luisa.Tenemos previsto abril.Que pocote queda para irte!!
Mucha suerte. Besos

Alex dijo...

Que razon tienes alisss, que pena que no esten mas presentes en los medios estos heroes y heroinas de los que hablas. historias como la de Denbet, nuestra querida mami saharaui...ella si que es una verdadera heroina, y no las que nos sacan todos los dias en la tele.
O personas como tu (no es por hacer la pelota eh!) que poneis en marcha proyectos tan bonitos como es lapices para la paz y que dan un poco de esperanza en un mundo cada vez mas individualista.
1besote gordo

Alicia Mora dijo...

Gracias Alex,Besos.

3Picuinhas dijo...

Os heróis são todos aqueles que empenham a sua vida para melhorar a vida do outro.

seismares dijo...

DEBERIAN HACERTE COLUMNISTA DE ALGUN PERIODICO NACIONAL.PARA LAS PERSONAS QUE TE SEGUIMOS NOS ENCANTARIA QUE ESTUBIERAS ALLI PARA NARRAR LA VERDAD AL MUNDO Y SALVAR A TODOS LOS NIÑOS POSIBLES.TE QUEREMOS.