miércoles, julio 29, 2009

40 latigazos por llevar pantalón.

Llevar pantalones es delito. El pantalón está catalogado en Sudán como “ropa indecente”. El precio a pagar es de 40 latigazos exactamente.

En pleno siglo XXI se sigue condenando, impunemente y bajo según la Sharia (Ley islámica) prácticas que en la historia de la Humanidad se remonta al año 4.000 antes de Cristo.

Resulta que Lubna Ahmed al Husein ha iniciado una cruzada para cambiar la ley sudanesa que prohíbe a las mujeres vestir pantalones. Se enfrenta a una pena de 40 latigazos por este motivo, después de que fuera detenida a principios de este mes en un restaurante de Jartum, la capital de Sudán, junto a otras 10 mujeres.
"Es importante que la gente conozca lo que está pasando (en Sudán)", escribe Husein en una convocatoria a la prensa para que asista a su audiencia y al momento en que sea azotada.
Cientos de mujeres siguen coartadas en sus libertades en muchas partes del planeta. Hoy quiero ser partícipe de la valentía de Lubna. Grandes gestos como el de ella promueven la esperanza para las mujeres que se sienten solas en una vida llena de injusticia e inmoralidad.
*Foto: La periodista sudanesa Lubna Ahmed al Husein posa en Jartum en una fotografía de archivo.- FRANCE PRESS.

Lectura a recordar:
“Sólo aquellos que conocen las tinieblas saben hasta qué punto existe el cielo, ese lugar donde el dolor desaparece para siempre. Existen lugares en el mundo en los que el infierno no es una cuestión de fe sino una realidad que se impone tras una frontera, en las calles de una ciudad, que se asoma a la puerta de la casa y se cuela en la cama hasta pegarse a la piel. Hay mujeres que conocen las infinitas dimensiones de esa pesadilla porque viven en ella…”Así comienza “Sólo las diosas pasean por el infierno” escrito por la periodista Martha Zein y Azadé Kayaní, seudónimo bajo el que escribe una mujer iraní condenada dos veces a muerte en su país.

5 comentarios:

Txetxu dijo...

Que veo muy mal esa ley, como otras y costumbres demasiado machistas, pero leí que la muerte de mujeres a manos de hombres en los países islámicos es menor que en España.
En algunas cosas han de tomar ejemplo de nosotros y en otras nosotros de ellos.

Anónimo dijo...

Impresionante el tema, y realmente es increible que existan leyes asi aún,..... me uno a la queja, y voy a leer el libro de Martha, GRACIAS ALICIA, por este blog tan sensibilizado y que llega.....un musu.ANA

Deprisa dijo...

Sí, es importante recordar lo que sucede en Sudán y también que sepamos que los gobiernos occidentales son cómplices de lo que sucede. La élite ideológica de Sudan se educa en Riyadh en una universidad islámica (calificada como de moderada ¡JA!). Nosotros apoyamos a Arabia Saudí que a su vez en toda la región fomenta este tipo de conductas (perdón, no me quiero extender en detalles, pero es un tema que conozco de primera mano)

Observador dijo...

La vergüenza de una ley que se haya anclada en el pasado mas cerril contra las mujeres, que ve pecados donde otros ven libertades.
Que lastima que en las cortas mentes de esos que se creen más que sus congeres femeninas, como si a ellos no los hubiese parido una mujer, como si no tuviesen hermanas, santones de vista corta.
Una mujer les reta con su libertad de vestir.
Gracias por difundir esta historia en este blog que tantas veces me ha hecho sentir que estoy vivo y en libertad (preciado tesoro).Besos

aneley.lover dijo...

si la ley es asi se debe cumplir y esa mujer debe ser azotada.que se debe cambiar es cierto pero las leyes con para cumplirlas