viernes, febrero 06, 2009

Historia de una ablación.

Agnes Pareyio, es una gran activista masai que lucha contra la mutilación genital femenina y los matrimonios tempranos a los que se ven sometidas las niñas de su comunidad. Hoy ha visitado Madrid con motivo del Día Mundial por la erradicación de esta práctica. *Foto HZin.
La Mutilación Genital Femenina (MGF) es una práctica que han sufrido en el mundo entre 100 y 140 millones de mujeres, la mayoría de ellas en el continente africano. Cada año, a pesar de las prohibiciones de la mayoría de los gobiernos, este número aumenta y, aunque la prevalencia de este ritual ha disminuido en muchos países, la edad en la que se practica es cada vez menor. Sigue leyendo...
Hoy os dejo aquí el vídeo "Historia de una ablación."

10 comentarios:

Observador dijo...

Os imagináis que pasaría si esta practica tan denigrante se realizase a los hombres????
Exacto se acabaría en un decir amen, pues eso es lo que desean las mujeres, que esta mutilación de su sexualidad deje de realizarse, en muchas ocasiones con el visto bueno de gobiernos como el egipcio que lo hace en hospitales.
La incultura y el machismo imperante contra las mujeres a dejar pasó al conocimiento y valor de decisión de las mujeres de su sexualidad.

chüpetina dijo...

:(

y que esas cosas estén aceptadas...

besos babosos

sonrisadeplata dijo...

Indignante

Anónimo dijo...

Si a esta mierda de práctica se la realizasen a los hombres, mañana mismo estaria erradicada.

Sakkarah dijo...

Es triste que aún, en nuestros días, exista esto...

Un beso.

derribandomuros dijo...

Mañana voy a una conferencia suya en Madrid.
Un saludo

Rubentxo dijo...

Hola.

Hacía tiempo que no pasaba por aquí.

Sólo quería decirte que la camiseta es preciosa, me encanta llevarla.

Justo ahora tengo a una amiga de cooperante en África, trabajando para llevar y sanear agua para los masai.

Nos comunicamos poco porque raramente tiene acceso a internet, pero me cuenta cada cosa que... en fin...

Sobre la ablación... ¿qué añadir que no sepamos ya? En los telediarios ya no se habla de eso... parece que la gente se olvida o mira hacia otros sitios...

Un beso.

Alicia Mora dijo...

Gracias Rubentxo!!!!

Isla dijo...

Las mujeres siempre hemos sido blanco de todas las prácticas más aberrantes jamás inventadas pero esta se cuenta entre las más denigrantes.

En este instante sólo me queda recoger el guante que ha dejado caer Rubentxo y no mirar hacia otro sitio, sino de frente y llena de indignación.

besosss

Anónimo dijo...

En algunas culturas no africanas, por desgracia se realizan practicas similares en los prepucios masculinos: ya sea por estética, para más fertilidad o para que no puedan masturbarse...
Aunque sí considero que es una práctica muy peligrosa y denigrante, no es tan solo practicada en mujeres. Los Maasai practican la circuncisión a los chicos también sin anestesia.