jueves, enero 29, 2009

Piedras ni muy pequeñas ni muy grandes.

"Todo estaba preparado para lapidar a Fariba. Habían cavado un hoyo lo suficientemente hondo para que la joven iraní de 35 años quedara enterrada hasta las axilas tal y como manda la Sharia, la normativa islámica. Una camioneta había transportado las piedras adecuadas (ni muy pequeñas ni muy grandes, dice la ley) hasta la prisión de Evin, en las altas montañas del norte de Teherán. La sacaron de la celda y la arrastraron hasta el patio carcelario. Entre lamentos, Fariba imploraba, juraba y perjuraba a sus guardianes: «Soy inocente».
Nadie escuchó sus ruegos ni su última voluntad: pedía despedirse de su marido y de su pequeña de 10 años. Le pusieron un saco en la cabeza, la metieron en el hoyo y, para inmovilizarla, lo rellenaron de tierra. Policías iraníes, armados con piedras, hicieron el resto."
Sigue leyendo....
........
*Foto Afsaneh Nowrouzi pasó siete años en el corredor de la muerte de Irán. Fue indultada después de que la familia de su víctima recibiera una compensación económica. © AP Photo/Str
Según la información de la que dispone Amnistía Internacional, en Irán hay al menos ocho mujeres y dos hombres expuestos a ser lapidados. Las mujeres son: Kobra N., Iran A., Khayrieh V., Ashraf Kalhori, Gilan Mohammadi, Afsaneh R., M.J. y H. Los hombres son: Abdollah Farivar y Gholamali Eskandari.

Amnistía Internacional lanza de nuevo otra campaña de recogida de firmas en su página para poner fin a esta práctica inhumana e inmoral. La sensación de impotencia puede paliarse mínimamente con la plasmación de nuestra firma.

En Irán el número de infectados de HIV está en gran aumento. Y hay aproximadamente 300.000 protitutas en el pais islámico. Recordar que en Irán la prostitución y el sexo extramatrimonial están prohibidas en este país y las prostitutas reciben constantes amenazas de la policía. Los clientes que las utilizan encuentran la forma de compatibilizar la ley mulmana y la compra de sexo a través de los matrimonios temporales, por lo tanto la doble moral también forma parte legítima del país. Precisamente una de las causas de lapidación es ejercer la prostitución, y los que siguen fomentando, defendiendo tales leyes estoy segura que forman parte también de esa comunidad de doble rasero.

El infierno continúa para millones de personas ante ya el llamado 'apartheid' sexual. Por poner otro ejemplo, cada día, 3.500 mujeres de menos de 15 años son obligadas a casarse. Mirad ahora en Arabia Saudí, el muftí Abdelaziz al Sheij, ha suscrito una fetua (decreto religioso) que permite los matrimonios de las niñas a partir de cumplir los 10 años de edad. Matrimonios pederastas autorizados.,igual que en Afganistán.
Las piedras siguen lanzándose, impunemente vejando de diferentes formas a millones de personas en todo el mundo. ¿Hasta cuando?
.......
"Fabira conocía los escabrosos detalles de una lapidación por las historias de mujeres que habían sufrido la misma muerte.En muchos casos lo más doloroso no son los golpes de las piedras. El 10 de agosto de 1994, en la ciudad de Arak un juez religioso obligó al marido y a los dos hijos de una condenada a lapidación a que asistieran a la ejecución. Las criaturas tuvieron que presenciar cómo el camión lleno de rocas aparcaba en el lugar, cómo su madre imploraba que libraran a sus hijos del sufrimiento de verla morir, y cómo, en medio de la lapidación, su progenitora lograba esquivar la lluvia de guijarros y escapar durante unos minutos. Hasta que los guardias del régimen la alcanzaron y le dispararon a bocajarro." Fariba, otra mujer lapidada.

4 comentarios:

Martikka dijo...

La lapidación es una práctica medieval que debería de haber desaparecido hace muchos años. No debería haber existido nunca, pero al menos, si el hombre evoluciona (lo hace?) debería abolir estas prácticas inhumanas y sobre todo injustas, pues a menudo se castiga a inocentes.

El Buen Salvaje dijo...

No entiendo como se puede seguir comerciando con estos países.

Tampoco entiendo como una de las excusas para entrar en guerra con Afganistán o con Iraq fue precisamente liberar al pueblo de la opresión y no se monta la de Dios es Cristo en Arabia Saudí.

Ahora, al hilo del último párrafo, os hago una pregunta: ¿Estaríais de acuerdo en entrar con el ejército "occidental" en Arabia saudí para librarles de estas leyes injustas? ¿sería lícito? ¿es la fuerza el recurso de los débiles o depende de las circunstancias?

Porque lo mismo tendríamos que hacer con los países que incluyen la pena de muerte entre sus leyes, por ejemplo.

Me asaltan las dudas cuando llegan estas noticias...

Saludos salvajes.

Observador dijo...

Una vez mas nos encontramos con una practica (lapidación) que debería de estar abolida, al menos ese es mi deseo, parece increíble que en el siglo XXI se siga aplicando una práctica tan terrible, estos países que no respetan a las mujeres, que practican la doble moral, permitiendo la pederastia en los matrimonios de niñas y hombres adultos, utilizando la prostitución que luego denigran en sus discursos. Esto último también ocurre entre los que salen a vociferar en las manifestaciones por la familia.

Pedro dijo...

Esta practica es totalmente brutal y sanguinaria e inhumana.Yo pienso que estos paises tienen un cuestion de moralidad sumamente alterada, espero que un futuro cercano esta realidad cambia a favor bueno