lunes, enero 26, 2009

No comment.

Hay algunas imágenes bastante duras en las que expongo hoy en la sección “No comment” dedicada a la terrible incursión del Ejército Israelí en la Franja de Gaza. Una de ellas me ha producido escalofríos y es esa estrella de David en la sangre de los palestinos asesinados en el campo de refugiados de Yabaliya. Siempre hay algo más detrás de cada fotografía, un reflejo diferente, algo que despunta y a veces pasa desapercibido.
Esta niña mira a través de las verjas de su casa como los soldados israelíes atacan la franja de Gaza. Mohammed Salem / REUTERS.

Un palestino lleva una cabra por un túnel de Egipto a la Franja de Gaza entre a la frontera en Rafah, la Franja de Gaza del sur. Foto AP.

Estrellas de David dibujadas en la sangre de los palestinos asesinados en el campo de refugiados de Yabaliya. (Abid Katib/Getty).

Cuerpos sin vida de palestinos muertos durante la ofensiva militar de Israel en Gaza, en el tanatorio de esa ciudad.Mohammed Salem / Reuters

Una madre israelí protege a sus hijos durante una alarma de ataque de cohete en el Kibutz del sur israelí de Kfar Aza. AFP/Getty Imágenes.

Unos niños palestinos reciben alimentos en una escuela administrada por la ONU después de ser evacuados de sus casas por la ofensiva israelí sobre Gaza. ALI ALI/EFE. Hambre, sed y oscuridad en una franja de Gaza arrasada por el fuego israelí.

Un padre palestino llora la muerte de sus tres hijos en los ataques. (Foto: AFP)

Protestas contra la ofensiva israelí en Gaza. Un joven palestino se prepara para tirar una piedra a la policia israelí. Reuters.

Una estudiante escribe durante una clase al aire libre en un colegio islámico destruido en Rafah, en la franja de Gaza. Kevin Frayer / AP

Una familia palestina abandona a bordo de un taxi el área bombardeada de Jebaliya, al norte de Gaza. Anja Niedringhaus / AP

10 comentarios:

Martikka dijo...

Qué impactantes imágenes. Es la única manera de golpearnos contra la dura realidad. A la vez, absurda realidad que no debería de existir.

Margot dijo...

Las fotografias son un paseo visual por las miserias humanas que la ira de unos pocos desata... Un amplio paseo abré la mente y el corazón de quienes miramos, desde el otro lado.

--------

Hola Alicia, me han concedido un premio, a mi blog, y me gustaría poderlo compartir contigo. Por favor, pásate por mi rinconcito. Gracias.

Un fuerte abrazo.

derribandomuros dijo...

Si esto es ser un ser humano quiero volver a ser una mona.
Saludos
derribandomuros

Observador dijo...

Imágenes que son un puñetazo de realidad en el conflicto de Gaza, la sangre sigue siendo roja da igual que seas palestino y un soldado "graciosito" te marque con una estrella de David.
P.D. siento esta pausa en tu blog tan prolongada pero tenia una cita con la gripe, es tan exigente que no me pude resistir.

Anónimo dijo...

Hello. And Bye.

Anónimo dijo...

To be a upright lenient being is to from a kind of openness to the far-out, an skill to trusteeship aleatory things beyond your own control, that can govern you to be shattered in unequivocally outermost circumstances for which you were not to blame. That says something remarkably weighty about the fettle of the righteous autobiography: that it is based on a trust in the uncertain and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a spy than like a sparkler, something rather feeble, but whose very item attraction is inseparable from that fragility.

Anónimo dijo...

I woke up this morning depressed but after finding this article my state of mind improved.

Anónimo dijo...

n harry's sustenance, at some pass‚, our inner foment goes out. It is then bust into passion beside an contend with with another hominoid being. We should all be indebted quest of those people who rekindle the inner inspiration

Anónimo dijo...

In every tom's sustenance, at some time, our inner fire goes out. It is then break asunder into zeal beside an be faced with with another benign being. We should all be indebted recompense those people who rekindle the inner inclination

Anónimo dijo...

In every tom's sustenance, at some occasion, our inner pep goes out. It is then blow up into zeal at hand an be faced with with another human being. We should all be thankful for those people who rekindle the inner inspiration