miércoles, diciembre 31, 2008

Bienvenido, 2009.

No terminamos el 2008 con esperanza, al menos yo.
Más de 380 palestinos no verán la luz del nuevo año 2009.
Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE), EE UU y varios países árabes han llamado a una tregua por razones humanitarias de 48 horas. 48h....(...). Y el Gobierno israelí desoye las peticiones mundiales para que detenga esta barbarie ofensiva sobre Gaza.

El poder de Israel se afianza, quizás alimentadas con la lluvia de críticas que suele estár acostumbrada y Hamás gana fuerza ideológica en Cisjordania donde la población, (que no es nada nuevo), está muy enfadada con la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Quizás Israel gane en esta ofensiva militar "Plomo fundido" si es que aquí podemos hablar de ganadores pero no convencerán. Mientras Obama pide silencio.

*Foto. Barack Obama pide silencio al público que lo observa jugar al golf en Kailua (Hawaii, EEUU). (Foto: AFP)
Comencé el año con indigestión informativa.
Los medios de comunicación saltaban de una noticia a otra con aparente tranquilidad: desde la celebraciones en diferentes países con fuegos artificiales y traca final para recibir el nuevo año, las borracheras y chocolate con churros hasta la llegada de nuevos inmigrantes a nuestras costas adheridos de frío y de hambre. Los machetazos de los kenianos acabaron con casi 300 personas, falleciendo en los disturbios por el fraude electoral y milicias tribales recorrían los suburbios en busca de enemigos.
Los machetes siguen cortando el aire en las pocas horas que nos queda de 2008 y no es más que la antesala del 2009. Ahí están los carteles luminosos con el lema "feliz recesión": La justicia está de vacaciones, el silencio ocupa los asientos vacíos del Derecho Internacional y la violencia de género se ha convertido en el peor año del siglo en nuestro país: 72 mujeres muertas –70, según los datos del Ministerio de Igualdad a falta de confirmar. Y la lacra del terrorismo de ETA, que termina el año intentado amordazar la libertad de expresión.
Pero a pesar de todo esto, aún creo en la capacidad del ser humano de luchar por un mundo más justo. Tengo la creencia de la fuerza de la unión y eso es una de las cosas que deseo para el 2009 que está a punto de comenzar. Que sepamos reaccionar ante las injusticias sociales, globales, ante el silencio que amordaza voluntades. Nuestras voces tienen que ser escuchadas. Es necesario. El camino no es fácil, cada grieta del camino está llena de trampas, pero no imposible.
Os deseo a todos vosotros, un feliz año, a pesar de la tristeza que recorre toda la Comunidad Palestina, a todos los que creemos en los Derechos Humanos, en la libertad de los pueblos oprimidos. Afrontaremos la ola que nos acecha, como dibuja El Roto.

6 comentarios:

Jon Kepa dijo...

Que este año que nos llega sea un poquito mejor que el que nos deja, que ya es dificil.
Seguid como hasta ahora y seguireis siendo felices y haciendo felices a los que lo necesitan.
Feliz año.

José Ignacio dijo...

Buen día por la primera mañana del 2009. No intento hacer publicidad pero te recomiendo pasar por Compartimos?, mi bitácora.
Una buena amiga nos aporta, en la entrada que hice enlazando la tuya.
El análisis interesante, aunque triste, que nos copia no he considerado oportuno, por su extensión, pegarlo en este comentario pero son de los que ayudan a comprender, sin justificar los tristes acontecimientos.
Deseo que ese machete sea útil para ir abriendo paso en esta selva de intereses.
Como apunto en el primer comentario del año YES, WE CAN.
Otro mundo es posible y en eso estamos.
Te deseo ánimo para seguir construyendo un espacio de justícia que permita la paz la dignidad para todos. No estas sola.
Hasta pronto

L.K.M.L dijo...

Feliz año también a usted y larga vida a Lapices para la Paz. La verdad es que cada año que empieza se tiene el deseo de que las cosas nos vayan aunque sea un poquito mejor. Quizá nos engañemos pero es mejor soñar con otro mundo posible a soñar que no tenemos ningún mañana.

Esperanza es quizá lo que más nos hace falta en estoy día. Y la esperanza es quizá lo primero que desaparece cuando vemos en los noticieros y periódicos noticias de muerte, bombardeos y destrucción.

Espero que las cosas mejoren en pocos días...espero!

Un saludo desde México.

Alex dijo...

feliz 2009,
a pesar que el 2008 no acabe nada bien ni el 2009 parezca querer empezar mejor, hemos de tener ilusión y esperanza por un mundo mejor, al fin y al cabo es lo unico que nos queda despues de tanta barbarie: la esperanza de que algun dia las cosas puedan cambiar
un abrazo mu gordo para ti, para angel y para isidro

Observador dijo...

Que este año 2009 sea como esa ola que barre y restaura las esperanzas y los buenos augurios, que el optimismo es lo único que nos queda (tras tanta masacre en Gaza), y poder leerte en este blog que tan tos debates e ideas nos a aportado en 2008.Besos Alicia

June Fernández dijo...

Hay más cifras, como las casi 500 personas muertas al intentar alcanzar la costa española. Es decir, asesinadas por la Ley de Extranjería. Pero, como tú, yo también creo en las personas. Feliz año.