sábado, diciembre 13, 2008

100 años de protección social en España.

España: Mujeres con sus hijos con la ayuda a la lactancia, en 1933. "la gota de leche", la ayuda a la lactancia, cuando ya existía la baja por maternidad (1933). PIORTIZ (ARCHIVO GENERAL DE LA ADMINISTRACIÓN)

Un poco de historia de nuestro país está reflejada en una exposición sumamente interesante llamada: solidaridad, seguridad, bienestar. Cien años de protección social en España.
Hoy me he transportado en el tiempo haciendo un recorrido de ese siglo de lucha social en una sala de la antigua sede del Instituto Nacional de Previsión, en la calle Alcalá 56, de Madrid.
Con poca afluencia de público, quizás ese siglo de historia no sea tan interesante como los escasos actos culturales de la ciudad…, he visto el hambre y las penurias de nuestros abuelos.
Solidaridad, seguridad, bienestar....enormes palabras ¿verdad? de gran carga significativa, intemporales. Detrás de ellas han estado mujeres y hombres defendiéndolas bajo decretos, leyes para que ahora, disfrutemos de uno de los mejores Estados del Bienestar del mundo. El recorrido no ha sido nada fácil.

A principios del siglo XX la población española, la mayoría rural, era de unos 19 millones de personas. Con una esperanza de vida de 40 años los trabajadores realizaban jornadas de 60 horas semanales. Los salarios no alcanzaban los mínimos de subsistencia. Los españoles se hacinaban en viviendas insalubres y la alimentación era precaria. Y no sólo eso, las enfermedades infecciosas hacían estragos entre la población.
Entre 1901 y 1910 medio millón de personas murieron a causa de gripe, tuberculosis y sarampión. Para los obreros que sufrían el desempleo, invalidez o envejecían sólo les quedaba la beneficencia y la llamada “sopa-boba”, un caldo que sobraba de los menús de cuarteles y orden institucionales. Miles de personas vagaban por nuestro país desvalidos, agotados, desesperados.
Nacían anualmente 17.000 niños muertos; 98.060 morían en el primer año y 170.000 niños no llegaban al los cinco años.

Con este panorama, una España sumida en crisis agrarias, epidemias y calamidades nace en 1908 el Instituto Nacional de Previsión, que puso en marcha las pensiones de retiro por invalidez y vejez, lo que nos acercó un poco a las políticas europeas de la época, donde España siempre se encontraba en la cola del avance social.
Este impulso de mejorar nuestro país continuó con la creación de ministerios sociales como el de Abastecimiento (1918) y el de Trabajo (1920) y comienzan a diferenciarse entre la beneficencia, los seguros y la previsión.

El subsidio de maternidad se instituyó en 1926 y en 1931 el seguro de maternidad se hace obligatorio. Se daban en metálico entre 90 y 180 pesetas durante seis semanas anteriores y posteriores al parto y un subsidio de lactancia a razón de 5 pesetas por diez semanas. Con esta medida de protección a la maternidad España subió un peldaño más en el avance social.

ENFERMOS DEL ESTADO. El seguro obligatorio de enfermedad, de 1942, permitió combatir la tuberculosis, una de las dolencias sociales más grave de la época. En 1965, el seguro cubría ya al 45 por ciento de la población. Hospital de Tuberculosos, Guadarrama. Zaulín/Archivo General de la Administración.

Con la Guerra Civil Española se produce el gran parón y el consiguiente aislamiento internacional hasta que se inicia un proceso de reactivación económica y cambios en nuestra estructura social, entre ellas, la revolución silenciosa de la mujer española con su incorporación en el trabajo y su presencia constante en las aulas universitarias.

Evidentemente, desde la primera foto hasta la última de la exposición la evolución de nuestro país en lucha social es impresionante. Ya no sólo por el impacto visual que te genera cuando ves cómo el hambre se paseaba alegremente por las calles españolas, sino el trabajo que ha supuesto que la Seguridad Social, la Sanidad Pública, la Atención Social, haya alcanzado la calidad que hasta ahora están disfrutando nuestros mayores, nosotros mismos y las generaciones venideras. Es inevitable: no dejo de preocuparme y temer que uno de los pilares básicos de nuestro Estado de Bienestar que tanto diálogo y lucha social generó, como es la sanidad pública de calidad universal y gratuita para todos, se tambalea y pierde estabilidad.

Y todos tenemos que defender ese trabajo de un siglo, cómo llegaron a actuar personas con una conciencia social extraordinaria y cómo se ha consolidado nuestro Estado de Bienestar. Tenemos que reconocer los errores del pasado ya que nos ayudarán a superar los presentes y vislumbrar hacia dónde vamos. Una exposición además para enseñar a los más jóvenes. El trabajo y la dedicación plena en un país paupérrimo que ha crecido en seguridad y protección para todos, mediante el diálogo, sin utilizar la violencia para resolver crisis y recesiones internacionales.


Solidaridad, seguridad y bienestar. Cien años de protección social en España. Antigua sede del INP (Alcalá, 56). De martes a sábado, de 12.00 a 20.00 y domingos, de 10.00 a 14.00. Entrada libre.

4 comentarios:

JLuis dijo...

Los sistemas de protección social, y la gestión pública de los mismos están siendo amenazados por quienes los consideran un medio de conseguir más poder o riqueza...

No creo en la gestión privada de la sanidad, la protección social, etc., y temo un futuro en que la partida presupuestaria del marketing supere a la de personal.

Trataré de acercarme a la expo... mil gracias y un abrzote

Observador dijo...

Que cien años no es nada y a tenor de lo que se prepara en Madrid menos que nada con la privatización de un bien común como la sanidad publica.
La exposición no esta mal y a demás es gratis sólo que es poco publicitada, lo que cuenta en los paneles es interesante, como tu blog y esa labor que llevas acabo día a día.

Julio Torres dijo...

Alicia: buen esbozo de la protección social en España. Otro día tienes que hablar de Ezequiel (Ander Eg)

Besos de otro social worker, apañera!!!

Alicia Mora dijo...

Gracias compañeros! Hay que defender nuestros derechos y estar orgullosos de todas esas personas que han luchado por la protección social de todos nuestros antepasados.
Un abrazoo