jueves, noviembre 27, 2008

José Cendón secuestrado en Somalia.

Muchos sabemos el inmenso valor de una noticia. Y también del arriesgado trabajo de estar a pie de trinchera para captar una instantánea, un momento histórico y difundir la verdad de lo que sucede en un país asolado por la guerra y que de otra forma nunca conoceríamos la incesante violación de los Derechos Humanos, por ejemplo, en esas partes de nuestro mundo que algunos se empeñan en censurar.
Si no lo contamos, si no retratamos ese instante que puede llegar a perdurar en la retina toda la vida, esa realidad no existe.

El fotógrafo nacido en Venezuela y criado en Galicia, José Cendón ha sido secuestrado en Somalia, junto a un periodista británico y a dos traductores locales. Se encontraba realizando reportajes sobre el problema de la piratería en el Índico.
El valor de la noticia, de la imagen a veces es demasiado arriesgado. Y él es consciente de ese riesgo, es su manera de entender el periodismo. Él afirmó en una ocasión que era muy complicado acceder a los lugares más calientes a tiempo porque dependía de la ineficacia de las Naciones Unidas...
*Foto: José Cendón en World Press Photo.
Esperemos, confiemos, que todos sean liberados lo antes posible.

Colombia, Venezuela, Israel, Palestina y en los últimos tres años Cendón ha estado trabajando en los principales conflictos armados y desastres humanitarios en África para una agencia francesa. Esta foto fue premiada en el presigioso 'World Press Photo' y 'Pictures of the Year' en el 2006. Instantáneas duras donde saca a la luz las penosas condicionesen en las que viven los internos en hospitales psiquiátricos de Burundi.
Más:
Entrevista a José Cendón: "No me atraen los sitios que marchan bien"

8 comentarios:

bia de barros dijo...

Los hospitales psiquiátricos son todos 'casos de policía', pero me parecen más trágicos cuanto más cercanos del olvido en las naciones dichas 'civilizadas'...

Callome aquí, pues concordo con usted que un image habla siempre por mil palabras.

Abrazos,
bea.

Nerea dijo...

gracias a estas personas conocemos las verdaderas situaciones de estos paises...vi la noticia hoy en el telediario...como dices tú confiemos que pronto les liberen y se encuntren
bien.

Un trabajo admirable.

Besos!! :)

Miguel dijo...

Por desgracia esta profesión no se encuentra lo suficientemente valorada, cuando se trata de personas que realmente están haciendo su trabajo de periodistas.

Gracias a ellos nos llega la otra cara de todos esos conflictos que asolan (y por desgracia asolarán) el mundo actual.

Espero que pronto nos lleguen buenas noticias de Somalia y este fotógrafo pueda seguir reflejando la actualiad que otros esconden.

Nos vemos

Observador dijo...

Gracias profesionales como este vemos las desgracias y miserias de este mundo,pero también sus alegrias y lo grandioso del ser humano,sólo espero que sean liberados en breve y que regresen con su gnete en condiciones.
Aun seguimos sin noticias .....

Aldabra dijo...

Ojalá que se produzca pronto su liberación, al igual de todos los que están secuestrados a lo largo y ancho de rincones recónditos.

bicos,

y desde aquí un grito de ánimo para sus padres, los ví en las noticias y me dieron mucha pena.

Carmen dijo...

Yo, sinceramente preferiría que este tipo de sucesos no fuera necesario escribirlos nunca... El mundo marcha fatal de la muerte y a ratos sólo nos queda la esperanza...

Saludos,

BoliBic dijo...

Acabo de oír en las noticias que su liberación es cuestión de horas. Me alegra saber que este paisano gallego mio va a seguir prestándonos su objetivo para mostrarnos lo ciegos que estamos por las cosas que nos tocan lejos

José Ignacio dijo...

Es cierto. Estar al servicio de la humanidad en un lugar de conflicto comporta riesgos.
En la normalidad no sabemos apreciar el valor de estas personas que con su valor y entrega hacen posible establecer un puente entre dos mundos.
Entramos en Diciembre, día diez, sesenta años desde la declaración universal de los DDHH.
Ahora, una vez mas, nos toca a nosotros actuar.
Hasta pronto.