lunes, agosto 04, 2008

Nacer en una cárcel afgana.

Habiba sostiene a su hija Nazanin, de tres años,y nacida en prisión. Nazanin aún no anda. Su madre ya ha cumplido 10 años de condena por un asesinato. El número de mujeres encarceladas en el país asiático asciende a 304. (AP Photo/David Guttenfelder)AP.

Atado a una pata para evitar que su hijo Bezad, nacido hace año y medio en prisión, haga trastadas, su madre Washma, que cumple una condena de siete años por adulterio, lo ata a los pies de su litera.

En las cárceles de Afganistán hay 226 niños que viven junto a sus madres, condenadas por asesinatos, adulterio o abandono del hogar. El fotógrafo David Guttenfelder, de la agencia AP recorrió el interior de la prisión de Pul-e Charkhi, Kabul, el pasado mes de abril.

....

Pienso en muchas cosas al descubrir la tremenda galería de desolación y horror entre los intramuros de esta cárcel afgana. Se me ocurren mil barbaridades para gritar y mil denuncias a los diferentes organismos internacionales que defienden los Derechos Humanos, los Derechos del niño, la mujer, la tortura...: ¿qué sucede en este mundo ante la pasividad de los poderosos que están con una ceguera constante, inmutable...?. Esto es mientras observo las mirada perdida de una madre, acusada y quizás también desahuciada socialmente por un “abandono del hogar”.

Los niños junto a sus madres sobreviven como pueden, incapaces de imaginarme qué tipo de adultos serán en el mañana. Más aún, me siento incapaz además de definir qué sería más cruel para esos menores, si permanecer viviendo entre esas paupérrimas cuatro paredes o que crezcan sin en el calor de sus madres, fuera, en la ciudad de Kabul. Una de las ciudades con más minas enterradas en el mundo. Donde la pobreza se ha instalado permanentemente, olvidada por el mundo, bajo capas y más capas de miseria social.

....
Zalmai, de ocho años, espera detrás de una cortina que hace las veces de puerta de la celda donde ha vivido durante los últimos cuatro años con su madre Parigul, presa por haber abandonado su hogar.
Ver toda la galería.

5 comentarios:

Domovilu dijo...

Hola.

Sabes que las vejaciones que sufren las mujeres musulmanas son "tabú", porque es "políticamente incorrecto" mencionar los crímenes del islam. Solo los crímenes de Bush son auténticos crímenes que merecen difundirse y condenarse... Pobres mujeres, víctimas de la hipocresía de quienes "olvidan" defenderlas, solamente porque sus victimarios no son los "correctos".

Alguien, algún día, deberá dar cuenta por todo esto.

:-(

Observador dijo...

Que triste es comprobar que de nada a servido la guerra en Afganistán.Que triste es ver que para la mujer nada a cambiado,si uno de los delitos de estas mujeres es el abandono del hogar,en el que a buen seguro era humillada y maltratada.
Espero que algún día que estas mujeres conquisten su libertad.
p.d. buen post para recapacitar en este verano y recordar a l@s oprimid@s .

Rubentxo dijo...

Hola, Alicia.

Dura situación.

Gracias, como siempre, por dar esos toques de atención en nuestras adormiladas conciencias.

Visitaré la Galería.

Abrazos desde palacio.

Alicia M dijo...

Gracias a todos en este agosto caluroso...y tan trabajado que ya se me olvidaron las vacaciones.
Besos

amor y libertad dijo...

ojalá las cosas mejoren pronto