sábado, agosto 23, 2008

La otra cara Olímpica.

Queda poco para que finalicen las Olimpiadas de Beijing, y parece ser que los jóvenes chinos ya no se cortan y se saludan alegremente con la pregunta: "¿Cuántas medallas de oro ganamos hoy?".
Ahora a la espera de que el país sea reconocido como uno de los mejores organizadores del mundo en gestionar las Olimpiadas, que es algo que cada vez que oigo sobre lo bien que lo hacen los chinos, dentro de mi noto que algo chirría y me pone de muy mal cuerpo...
Y sin mencionar una vez más que estoy en contra de la decisión del COI (Comité Olímpico Internacional) de elegir un país como China para albergar unos juegos, sobretodo por las graves violaciones, constantes, de los Derechos Humanos, represión sobre las minorías, coartación de la libertad de prensa, entre otros, nos toca la visualización del espectáculo orgulloso de cómo China se pavonea a nivel mundial.

Ayer salió a la luz la noticia de que el COI por fin toma la decisión de investigar la edad de las gimnastas chinas. Parece ser que la edad mínima de las gimnastas para poder competir es de 16 años, pero cientos de rumores apuntan a que He Kexin, Jiang Yuyuan y Jang Yilin componentes del equipo chino femenino ganador del oro en los Juegos Olímpicos de Pekín, no tienen más de 14 años.

Si esos rumores fueran ciertos y se pudiese comprobar, que eso sería otro tema, dejarían al descubierto algo que estaba más que cantado. La consecución de medallas a costa de lo que sea, como una especie de fordismo a gran escala de producción del deseado color ámbar metálico.

Es obsesiva la imagen que quieren mostrar al mundo, una “grandiosidad” es el término que se escuchó respecto a la celebración inaugural, como si en estos 19 días de duración de los juegos pudieran limpiar de un plumazo todo esa sucesión de vergüenzas nacionales como la esclavitud laboral: allí se fabrica más del 70% de los juguetes del mundo por niños víctimas de la esclavitud con jornadas de 18 a 20 horas, el sistema creado por las autoridades chinas para vigilar, censurar y hacer propaganda en webs, o que por ejemplo según una denuncia de la ONG Amnistía Internacional se contabilizó 1.770 ejecuciones de presos en 2005, aunque se cree que el número real sería más alto.

Y volviendo a estas niñas gimnastas, las número uno de momento, me pregunto si ellas habrán llegado al podium a costa de un constante, durísimo y explotador entrenamiento prácticamente al límite de sus fuerzas desde que tienen de tres a cuatro años. Ya salió a la luz los métodos esclavizantes para buscar estrellas Olímpicas.
Espero que un futuro China se empeñe en trabajar tan bien como lo ha hecho en estos juegos pero con la justicia social, los derechos civiles, las grandes diferencias que se está creando con los nuevos ricos y los trabajadores, el respeto con las minorías y el medio ambiente…,pero de momento, sólo de momento espero que el COI haga también su trabajo…


Dejo aquí un vídeo revelador de un documental de la TV alemana (en parte con cámara oculta) sobre cómo pierden las marcas millones con el pirateo de sus productos en China y después el entrenamiento de niños y niñas para lograr ser deportistas de élite.

10 comentarios:

amor y libertad dijo...

desde luego es muy duro

Anónimo dijo...

No todo es oro
El éxito deportivo y de organización ha venido acompañado de la represión sobre activistas y disidentes....
http://www.elpais.com/articulo/deportes/todo/oro/elpepudep/20080825elpepidep_20/Tes

Observador dijo...

Que en Pekín había contaminación en el aire es algo de lo que se ha hablado mucho a lo largo de estos días, pero esta contaminación no sólo se limita al aire de la ciudad sino que se extiende al ámbito de los derechos humanos que se pisotean de continuo, la libertad de información y la que reclama el pueblo tibetano.
Pero esto es lo que no se ve por televisión el oropel de los juegos lo puede todo.

gilermez04 dijo...

Recuerdo un documental que pusieron hara un anho en la TV britanica,acerca de un mazo de ganadores/as de medallas de oro(chinas),que vivian en la miseria tiempo despues.Hasta tal punto que llegaban a vender las jodias medallas para poder comer.Una verguenza y yo tambien me oponia a que se celebrasen los JJOO en China.
Salud
FREE TIBET

Descargas dijo...

Es todo una vergüenza, yo soy mal pensado y creo que lo de las niñas seguro que es cierto.
un saludo

Lucas Zallio dijo...

No cabe dudas que China es un país que da la espalda a los derechos humanos. Lo que pasa en Burma es más que vergonzoso.

Sin embargo la cultura oriental, una cultura a la que jamás entenderemos, tiene una historia de vocación y entrega absoluta. Por lo que no me sorprende que sean los mejores del mundo en la mayoría de las competencias.

Y si bien cabe destacar que el comunismo y autoritarismo chino atenta contra los derechos humanos, los podios se lo tienen bien merecidos.

Saludos

ELLA dijo...

A propósito del monopolio chino en el medallero olímpico, aquí hay que decir, de veras, que ¡no todo lo que brilla es oro!

alycie dijo...

Lo de los derechos humanos es una vergüenza en todos los países del mundo, no nos engañemos, incluido los lluesei.
Pero en Beijin, no desfiló Tibet y creo que Taiwan tampoco, por lo tanto, China nunca debió de organizar los juegos.
¡Saludos!

Alberto dijo...

Me temo que estamos en un mundo global creado por todos. El poder de las autoridades de china se traduce en grandes manipulaciones de la información pero es lo que quiere la poblacion mundial: grandes imágenes que salgan el la tele y que no se vea lo que se esconde debajo (en cierto modo aqui tambien se hace). Es una verguenza tener que estudiar en los libros de historia (españoles de todo signo) como se valoran las grandes hazañas de los politicos (reyes, dictadores o democratas) a costa de una población, solo se estudian las grandes hazañas y las grandes batallas y las grandes pelucas, los grandes jardines, las grandes catedrales,.... Nos han educado para valorar grandes cosas a costa de la gente normal. Acaso no nos pavoneamos en españa con las grandes obras como los desperdiciados edificios, los excesos de gastos presupuestarios, la expo de Barcelona, la entrada en la Unión Européa, acaso no queremos una Madrid olimpica que se llevara el dinero de muchos barrios, acaso no queremos el AVE en lugar de las pequeñas lineas de tren que pasaban por los pueblos y vertebran el espacio natural. Acaso importa que nuestros gobernantes ganen votos con los diálogos con terroristas, acaso alguien valora si se evita un incendio en lugar de si consigue que no salga en prensa.
El mundo esta en cambio y china es demasiado peso para no tenerlo en cuenta, lo que pasa en china nos pasa a todos porque su politica brutal de esclavitud a su pueblo hace que la competencia en el mercado nos afecte a todos. Tendra esto relacion con la propuesta de las 60 horas de trabajo semanales en europa.
Solo unos pocos se aprovecharan de esta gran competencia a nivel mundial. los de siempre (cualquier ser humano que por suerte naciera rico y consiguiera mantenerse rico). Me temo que en este mundo superpoblado china abrira sus puertas para dejar salir su masificada gente y colonizar culturalmente al resto y con ello tranmitira esos valores tan cercanos a la esclavitud con los que ellos fueron educados. Ya todos somos China, nos hemos manchado las manos con estos juegos y ahora ya no hay remedio, hemos enseñado a los politicos que seguimos queriendo pan y circo, esta vez gladiadoras desede los 3 años, y ellos han captado la señal, estoy seguro. Tendremos la jubilación que merecemos por ello. Vosotros periodistas sois muy responsables de este gran circo. Celebro este artículo. Espero que se abra una nueva conciencia de que estamos votando con nuestro voto al consumir tele. Yo no vi os juegos, no quise apoyarlos con mi consumo televisivo. Cada punto de audiencia apoya estos actos.

Alicia M dijo...

Gracias Alberto, coincido contigo. Un abrazo,