jueves, agosto 28, 2008

Bagdad, ciudad de vacaciones.

Bagdad pretende ser un futuro destino turístico de vacaciones al más estilo Marina D´Or.
Sí, planea convertirse en un destino turístico. Irak está buscando compañías que aporten diseños para construir una noria gigante a la orilla del río Tigris, desde la que poder divisar toda la ciudad. Se llamaría 'The Baghdad Eye' (El ojo de Bagdad), en honor a la que hay en Londres en aguas del Támesis, llamada 'The London Eye".

Y es que los proyectos en las calles de las mil y una noches no tendrá parangón: el mismo Pentágono quiere montar un parque temático al más puro estilo de Disneylandia en el corazón de Bagdad.

*Foto:Los planes de Estados Unidos para el futuro Bagdad tienen todo tipo de lujos: un centro comercial, hoteles de primera clase, una delegación de Naciones Unidas, terrazas en la ribera del río Tigris y un completo campo de golf.

Tiene gracia la cosa, los mismos que destruyen son los que se llevarán la mejor tajada en empresas que reconstruirán este proyecto que no hace más que dejar estupefactos a los que leemos estas noticias, sin contar con la sensación que tendrá la población civil: un enorme cúmulo de víctimas, primero por un régimen déspota y después de una guerra de justicia infinita que no ha hecho más que diezmar hasta los cimientos de la propia identidad histórica iraquí.

Los miles de millones que se quieren invertir en esta absurdez es un insulto para la población, para lo que realmente hace falta: los hospitales se han convertido en meros depósitos de cadáveres, cientos de médicos se han exiliado en otros países por amenazas de muerte por tratar sanitariamente a un paciente sunní o a la inversa a un enfermo chií.
La leucemia y otros tipos de cánceres aparecieron de forma repentina a causa de 300 toneladas de bombas con uranio empobrecido usadas por las fuerzas aliadas, han masacrado a este pueblo.
La Asociación Médica Iraquí (AMI) informó que el 90 por ciento de los casi 180 hospitales de Irak carecen del equipamiento básico.
Los iraquíes deberán esperar nada menos que a 4.500 millones de años para que los 860.000 proyectiles de DU (Uranio empobrecido) disparados sobre las tierras del país (según datos del propio Pentágono) dejen de producir sus efectos mortíferos sobre la tierra, los animales y las personas. De 1.000 recién nacidos, 108 fallecen en brazos de sus madres antes de cumplir un año.
Las perspectivas de vida de la población se han reducido a un 80%, según datos de UNICEF. Y los niños y niñas iraquíes en edad escolar han tenido que abandonar el colegio para trabajar y así ayudar a mantener la economía familiar.

UNICEF publicó unas estadísticas que revelaban el nivel social de la destrucción de esta guerra: sólo el 28 % de los iraquíes de 17 años pudieron hacer los exámenes finales en 2007, mientras que la violencia impidió que cerca de un millón de niños asistieran a la escuela primaria.

Definitivamente esta noticia parece una broma de mal gusto. ¿Hace faltan hoteles de lujo, norias...?. La verdadera reconstrucción es otra.
La catástrofe social, cultural, política provocada por los que quieren construir este kafkiano parque temático vacacional comienza con la retirada de las tropas estadounidenses y extranjeras.
Es evidente que la guerra es un enorme pastel en el que muchos quieren tener su incuestionable beneficio cueste lo que cueste y después tocará leer comentarios como el de portavoz municipal Adel al Ardawi said que se mostró confiado en la viabilidad del proyecto: "Esta noria será más alta que la de Londres".

3 comentarios:

Observador dijo...

Me parece tan absurdo este proyecto, que tan ni siquiera han reconstruido la base social, sanitaria...y pretenden hacer este parque temático para compararse con? ¿Con un país europeo? Esto es de risa.
Saludos

migramundo dijo...

Claro, para eso han montado la guerra, y para que sus empresas se beneficien con la desgracia ajena. En cualquier caso, cualquier iniciativa que transforme el país y ayude a los iraquíes a superar el horror me parece, en principio, bienvenida. Saludos.

entrenomadas dijo...

Esto no me parece una iniciativa para superar el horror, me parece un gran error y un horror.
Me resulta sencillamente abominable.

Un abrazo, y gracias por hacerme volver de las vacaciones de un golpe con semejante desfachatez.

Espero que algún día se juzgue a los causantes, antes de 50 años y setecientas películas hechas made USA.



Marta