martes, mayo 27, 2008

Ser culto es el único modo de ser libre.

Letras juntas, desniveladas. Una ventana que entra luz a raudales. Una frase pintada en la pared de un azul intenso: “Ser culto es el único modo de ser libre.”
Nos la encontramos en la biblioteca de una de las escuelas de Dajla, en concreto en el centro educativo “España”. Esa luz nos deslumbraba pero el significado de la frase aún más dentro de la realidad de los niños y niñas refugiados.
Después de conocer todo el sistema educativo del pueblo saharaui, puedo afirmar que todo el esfuerzo educativo desempeñado en los campamentos es admirable. Aquí nada se deja a la improvisación. Todo está organizado con un engranaje perfecto.

Los alumnos no sólo pasan seis días a la semana en la escuela, mañana y tarde, sino que también acuden a las actividades extraescolares durante el día libre, lo cual fomenta los valores de cooperación.
Durante las vacaciones de verano los alumnos mayores dan clases de alfabetización a los trabajadores adultos, los soldados y los nómadas, mientras que los más pequeños viajan a las colonias de vacaciones a Europa o participan en jornadas de juego y deporte escolar. *Fotos, alumnos de la escuela España.
Existe una inspección escolar que controla que los niños no dejen de asistir al colegio y que las madres los lleven a la escuela desde temprana edad a los centros de enseñanza preescolar. Los adultos en general son responsables de que todos los niños participen en las actividades escolares y extraescolares.
Pero las dificultades con que se encuentran son grandes y a veces resultan desalentadoras. Esos problemas tienen su origen fuera del propio sistema educativo y les afectan muy directamente.
No hay que olvidar que hay escasos profesores y estamos en un ambiente bélico y de un exilio interminable. Por lo tanto, es fundamental aquí valorar el papel de la ayuda internacional. Y esa ayuda a veces no llega.

Los libros de texto son escasos para todo el alumnado. Hay asignaturas en las que se dispone de un libro por alumno, pero hay otras en las que un libro es compartido por dos alumnos y a veces más.
El material didáctico, mapas, instrumentos de cálculo, representaciones de objetos y elementos de la naturaleza y la sociedad, aparatos de deporte…son casi desconocidos aquí, sobretodo cuando estos materiales son actuales.

Los edificios, construidos en una sola planta, con ladrillos de adobe, carecen de medios de ventilación, iluminación y refrigeración. La pintura se cae y el suelo está desnivelado. Los pupitres están gastados y son muy antiguos.

Muchos profesores, formados en el extranjero, regresan al desierto con amplios conocimientos pero difíciles de poner en práctica lo aprendido ya que no tienen aplicación en este sistema.

La educación, la base fundamental en cualquier sociedad, aquí es representada como un pilar de incalculable valor. Lo transmiten los mayores a los niños, y éstos niños a sus hermanos pequeños.

Con todo esto, es maravilloso la enorme capacidad que tienen los niños y niñas saharauis con su voluntad, anhelo de aprendizaje. Sus ojos leen esa frase pintada en la pared del colegio de Dajla.
La libertad, esa que está plasmada en esa pared de adobe, también se consigue mediante la educación y el coraje de seguir aprendiendo, siendo aquí todo un reto diario debido a las grandes carencias con las que se enfrentan los menores.
Ya no sólo materiales, sino de propia supervivencia como la alimentación. Y como pudimos comprobar, día a día, los niños salen corriendo como locos a la escuela. Muchos antes de que comience la hora de sus clases.


Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres.
Pitágoras de Samos (582 AC-497 AC) Filósofo y matemático griego.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Una vez oí a un escritor latinoamericano decir:

"Inclínate ante un libro...para que nunca debas inclinarte ante otro hombre"

Dani
http://groups.msn.com/cristianosgays

Observador dijo...

Cuanta razón tiene la frase que se puede ver en la escuela de Dajla. Libertad para saber y para resistir en este páramo desolado, admirables los alumnos de estas escuelas que con poco material son capaces de mucho.
P.d- “El saber nos hará libres”

Rubentxo dijo...

Sigo vuestros periplos con devoción.

Justamente esta semana en la universidad donde trabajo ha habido una campaña de rocogida de comida y material escolar.

Me acordé de ti cuando vi el domingo en la 2 un programa que llama "Acción directa".

SAludos

sonrisa Radiante dijo...

El saber nos hara libres,sabias palabras.La educación es primordial para los niños mas en países desfavorecidos les da esperanzas para el futuro.
Besos:
s.R. :)

Felix dijo...

Que ingenuos, el saber nunca te hará libre, sólo menos manipulable. El hombre no nace libre, sino esclavo de si mismo, de sus instintos y también de sus congeneres. La mayor libertad te la da el poder sobre los demás. Cualquier civilización es esclava de su líder. La democracia sólo te permite cambiarlo mas fácilmente.