jueves, noviembre 15, 2007

"España está en la Champion League de venta de armas". Entrevista a Gervasio Sánchez, fotoperiodista de guerra.



© Gervasio Sánchez (UPIFC)

Su arma, la cámara
.
Su valor disparar una instantánea, captando la dignidad, la humanidad en cada fotografía. La palabra hecha imagen. Su verdad, las víctimas.
Muchos compañeros se quedaron atrás, trabajando en la trinchera de la información, luchando para que estas personas, las víctimas, los protagonistas, fueran conocidos por todos.
Incesante buscador de la verdad y gran proclamador de injusticias.

Es Gervasio Sánchez, reportero de guerra, un hombre de una calidad humana extraordinaria. Que odia la guerra en todas sus versiones. Retratador de niños mutilados, mujeres y hombres, todos con el brillo de la pelea en sus ojos y de la supervivencia a las más ignominias del ser humano: las guerras. Gervasio ha vivido los peores conflictos de los últimos años y seguirá trabajando para dar voz a los olvidados, desaparecidos e invisibles de este mundo.

© Gervasio Sánchez (UPIFC)
El tema central de la exposición que ahora se encuentra en Barcelona es Sierra Leona entre los años 1999 y 2004. Las fotos expuestas hablan del resultado de la terrible guerra civil que asola el país durante años. Instantáneas de niños de la guerra, chicos obligados a introducirse en el abismo de las armas y la violencia. Ojos de niños en un mundo de locura.
Más sobre el conflicto de Sierra Leona.

Gervasio ha contestado una preguntas en Lápices para la PAZ.

Salvador, Nicaragua, Guatemala, Perú, Croacia, Kosovo, Bosnia, Ruanda, Afganistán…hace poco Irak, has sido testigo de la peor condición humana,¿Qué hace que un hombre pueda mantener esa fortaleza e integridad durante todos estos años, en concreto 25 años como reportero de guerra, en los que te sumergiste en los terribles conflictos de esos países y continuar en la brecha de la información, continuar denunciando?

Continúo informando porque considero que el periodismo es uno de los soportes básicos en que una sociedad debe apoyarse para conocer lo que está sucediendo en el mundo. Podría haber tirado la toalla hace mucho tiempo, pero existen personas en algunos medios de comunicación que saben el valor de este trabajo y me tratan con respeto, y no sólo a mí, sino a las víctimas. Soy simplemente un intermediario y estoy obligado a darles voz.

Hace poco te sumergiste en Irak. Una guerra que está ocupando todos los medios de información posible cosa que no pasa con otras guerras y cada vez se profundiza menos en las víctimas, y más en las estadísticas, ¿Estamos dejando de lado la faceta humana de la información?

La verdad es la primera víctima de la guerra. Como es muy difícil encontrar la verdad de una guerra, lo mejor es situarse al lado de las víctimas. Porque cuanto más cerca estás de ellas, más conoces la verdad de la guerra, del conflicto y sus causas. Desde que empecé a trabajar me interesa mostrar cómo repercute un conflicto armado en la población civil.
He realizado reportajes de fotografía de combate, artículos meramente informativos desde el punto de vista del armamento militar, pero lo más impactante que he hecho en mi vida periodística es contar historias basadas en hechos vividos por las víctimas.
Es cierto que muchos medios de información, los más importantes del mundo, creen que las guerras son repetitivas, emiten reportajes absurdos con reacciones políticas absurdas que poco aportan y consideran las guerras como meros espectáculos. No lo son.
Cuando voy a Irak intento mostrar a las víctimas de guerra y sus consecuencias.
Y te diré algo más, son más creíbles estas historias y estos reportajes que las chorradas que muchos medios de comunicación se empeñan en sacar por ejemplo en los programas del corazón. *Foto Mawj al Obaidi, niña iraquí herida. Gervasio Sánchez.

¿Qué recomendarías a los nuevos periodistas que quieran emprender su futuro como reporteros de guerra?.

Suelen llamarme jóvenes estudiantes o periodistas recién licenciados. Yo les digo que la guerra no tiene nada de aventura, nada de excitante. Todo lo contrario, es una experiencia terrible donde sistemáticamente se violan los derechos humanos. Si su idea es ir a la guerra para sentirse realizado y ganar premios le recomiendo que no vaya. Aunque yo también tuve hace tiempo 20 años y los comprendo…

Leí muy sorprendida unas palabras tuyas en el libro “Vidas minadas, cinco años después” que decían “Creo con pasión en mi trabajo y considero que la obligación de un periodista es documentar los horribles hechos que se producen a lo largo y ancho de este mundo injusto, pero muchas veces tengo serias dudas sobre si este trabajo sirve de algo..” ¿Sigues replanteándote la utilidad de tu excelente labor periodística?

Era más una provocación. Continúo realizando proyectos como el que presentaré en el Instituto Cervantes de Madrid el próximo 27 de noviembre la misma temática de las minas antipersona y sus consecuencias entre la población civil. Pero no me preocupa si entran 100 o 1000 personas. Tampoco si se conmueven ante el dolor ajeno porque quien no siente nada cuando ve sufrir al Otro lo mejor es que vaya a buscar al psiquiatra a buscar una explicación. Lo que me interesa es que hará o no hará esa persona cuando abandone el lugar de la exposición. Si reaccionará o no.

Después del tratado de Ottawa de 1997, donde 122 Estados firmaron "La Convención sobre Prohibición, Uso, Almacenaje, Producción y Comercialización de Minas Antipersona y su Destrucción" fue un pequeño avance pero hoy en día se sigue mutilando y asesinando impunemente, por poner un ejemplo, en la pasada guerra de Israel y El Líbano, donde sólo Israel arrojó el 90% de las bombas racimo en últimos tres días de guerra según la ONU, ¿Cómo se puede explicar esta desidia Internacional, cómo acabar con esto Gervasio?.

Algunas de esas bombas que se arrojaron al Líbano eran de fabricación española. Hay que fijarnos en lo que está sucediendo en nuestro propio país. La venta de armas en España se ha duplicado y esto está sucediendo durante un supuesto gobierno progresista. Hay cuatro empresas españolas que fabrican armas y las comercionaliza, según investigaciones de organizaciones humanitarias independientes. España ocupa el 8º lugar del ranking de países que comercia con armas y munición de guerra. Estamos en la Champion League de venta de armas y esto hay que denunciarlo. *Foto del libro "vidas minadas."Gervasio Sánchez.

Tus fotos hablan por sí solas, los retratos de los adolescentes que captaste en Sierra Leona reflejan dignidad pero además mucha tristeza y mucho dolor, cuando retratabas a estos chicos y chicas, ¿qué te expresaban? ¿Te mandaban mensajes de paz, de esperanza para que lo transmitieras?.

En Sierra Leona como en Irak, Colombia o Chile he retratado a personas que han perdido hijos, hermanos, padres, madres. Siempre me he acercado a ellos con una gran ternura y todo el respeto que se merecen. Entonces ellos te dan lo que tú quieres. Los retratos de adolescentes en Sierra Leona lo hice en una mañana. Las víctimas miraban a la cámara de forma tremendamente natural. Ellos mismos expresan la conciencia de un drama que hay que hacerlo público, sacarlo a la luz y además me transmite una gran esperanza porque creo en la rehabilitación de esos niños que un día serán adultos. Próximamente publicaré un libro con 365 retratos, todos son víctimas de minas antipersonas. Todos tienen sus nombres y apellidos, sus países, sus edades. No hay ninguna diferencia entre la mirada de un niño o un adulto colombiano y la mirada de una niña o adulta iraquí, de un afgano o de un niño chechenio. El dolor es universal.

Las víctimas siempre son las mismas, las guerras parecen interminables, Gervasio, ¿por qué crees que es tan difícil encontrar la paz?

Las guerras siempre han sido y serán un gran negocio. El derecho de veto puede ser ejercido por cualquiera de los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU (EEUU, Rusia, China, Francia y Reino Unido). En el Conflicto de Oriente Medio por ejemplo, EE.UU toma partido activamente ya que se lucra dando armas a Israel. EEUU ha vetado en solitario en al menos 58 ocasiones, de las que 40 eran resoluciones de condena a Israel.
Rusia tiene innumerables intereses para que la guerra de Chechenia continúe y también vetó resoluciones relacionadas con la antigua Yugoslavia.
Las guerras interesan por el dinero que generan, sobretodo para las grandes empresas armamentísticas. Muchos medios de información se aprovechan del impacto mediático que tienen para lucrarse. Cuando se trata de un conflicto de baja intensidad o de una guerra no mediática se olvidan de informar.

Tus fotos en blanco y negro son impresionantes, ¿algún día nos sorprenderás con el color?

También trabajo en color. Cuando retraté a niños soldados en el 2002 y 2003 todas las fotos las hice en color y también en blanco y negro.


*Foto Biblioteca Nacional y Universitaria de Bosnia-Herzegovina fue bombardeada por la artillería de los radicales serbios. Gervasio Sánchez.


¿Veremos alguna exposición tuya en Madrid?
Sí el próximo 27 de noviembre presentaré la exposición “Vidas Minadas. Diez años después” en el Instituto Cervantes de Madrid. Nos acompañarán jóvenes que sufrieron accidentes por explosiones de minas antipersona cuando eran niños y cuyas historias sigo desde entonces.

Gervasio Sánchez: Nacido en Córdoba en 1959. Trabaja como fotoperiodista independiente. Ha narrado con su cámara, su voz y su pluma la mayoría de los conflictos más importantes desde 1984. Colabora entre otros medios de comunicación con Heraldo de Aragón. Autor de varios libros fotográficos: El Cerco de Sarajevo (1995), Vidas Minadas (Blume, 1997 y 2002), Kosovo (Blume, 1999), Niños de la guerra (Blume, 2000), La Caravana de la Muerte. Las víctimas de Pinochet (Blume, 2002). En noviembre de 2004 ha publicado Salvar a los niños soldados. Ha recibido, entre otros, los premios Cirilo Rodríguez, Club Internacional de Prensa, y Derechos Humanos de Periodismo. Enviado Especial por la Paz de la UNESCO desde 1998. *Gervasio Sánchez. Foto de Jose Miguel Marco (Heraldo de Aragón).

"Muchas veces me preguntan si me tiembla el dedo en la cámara cuando veo tanto sufrimiento delante del objetivo, pero lo que me tiembla es el corazón".

"Sierra Leona, guerra y paz"
Exposición en el Palau Robert, Paseo de Gracia, 107, Barcelona hasta el 25 de noviembre.

"Vidas minadas, diez años después" a partir del 27 de noviembre en el Instituto Cervantes de Madrid, calle Alcalá 49.

15 comentarios:

qaesar dijo...

Cada día te quiero más

Bsssssssssssss

Alberto Sotillos dijo...

Ole por la entrevista.

sherezade dijo...

Enhorabuena!!!, una entrevista de primera.

BESOS.

El Buen Salvaje dijo...

Que gran periódico el Heraldo de Aragón y que gran fotógrafo. No podía ser de otra manera...

Saludos salvajes.

Anónimo dijo...

Enhorabuena compañera! Y el agradecimiento a Gervasio por acceder a tu entrevista. Estoy al cien por cien con sus palabras. Conozco su trayectoria, y en los conflictos armados contar las historias de las victimas, es lo que cuenta, historias como él dice más creíbles que las historias del corazón.No le tiembla la cámara, "le tiembla el corazón".Y yo lo entiendo, desde mi humildad, he estado en África en un país donde hasta hace poco han estado en guerra, y siguen siendo los olvidados, con tremendas historias de las siempre victimas, y a mí también me temblabla el corazón.
Muchos medios de información pasan por alto conflictos que no interesan, y a veces, uno no se entera de lo que ocurre.
Gran labor, la de Gervasio.
Enhorabuena por tu entrevista Alis!
Teresa López
Lápices para la Paz

Josep Maria Yago dijo...

Felicidades por la entrevista. De vez en cuando tengo la oportunidad de cenar con él y otros amigos en Tarragona.
Os paso el enlace al blog de Chema Caballero, el misionero javeriano, buen amigo de Gervasio, que trabaja con niños soldado en Sierra Leona http://www.ongdyes.es/blog/

Observador dijo...

Magnifica entrevista ,estoy de acuerdo con él en lo de que España vende armas y fabrica minas eantipersonas lo que no sabia es que estubiesemos en el 8 puesto en el ranking,de verdad una entrevista para leer con detenimiento por los datos que aporta.

alicia dijo...

Magnífico post, y excelentes fotografías, no sólo por su calidad fotográfica, sino por toda la historia que sugieren. Hoy a las 8 apagamos, no?

Jluis dijo...

Impresionante testimonio. A mi también me ha temablado el corazón al leerlo.

Un abrazo y gracias por regalarnos este puñadito de dignidad

El Buen Salvaje dijo...

Relacionado con este tema, ¿habéis leído la serie que está haciendo Hernán Zin con los "mercenarios de guerras"?

Buenísimo el trabajo que realiza este argentino.

Saludos salvajes

Alicia dijo...

Hola buen salvaje!
Sí, conozco a ese argentino y su trabajo.
Muchas gracias, un besazo.

[La otra agenda] dijo...

Alicia, Gervasio... qué suerte teneros por ahí, dando sentido a tantas cosas y poniendo voz, palabras, imágenes a lo que nunca se cuenta, a lo que nunca "importa".
Una entrevista perfecta.

Gracias :)
David

ElPoeta dijo...

Buena la entrevista, Alicia querida... y lamentable lo de las armas... Un enorme beso,
V.

Alicia dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Y a todos los que estéis en Madrid os espero el próximo día 27 en el Instituo Cervantes, para ver la magnífica obra de Gervasio.
Un beso!

Tercera Opinión dijo...

Hola, he llegado aquí a través de un comentario que pusiste en el blog perdidoeneldesierto que iba sobre el tema de las armas.

Sólo quería darte la enhorabuena por el post e invitarte a leer uno que publiqué hace tiempo:

http://www.terceraopinion.net/2008/09/21/la-familia-indefensa/


Un saludo.