lunes, noviembre 12, 2007

El Arca del tráfico ilegal.


Eneko sorprende una vez más con sus reflexiones hechas viñetas.
Nos hace recordar el tráfico de personas en el 1807 y los recientes hechos de los menores procedentes del Chad. Podemos ver que en la actualidad no ha cambiado mucho, aunque las formas de tráfico y esclavitud están modernizadas y estandarizadas, pero el sentido llega a ser el mismo.

Era por el siglo XV cuando existían cientos de comerciantes que comenzaban a buscar mercado a lo largo de las costas de África y en interior del continente.
Ya el oro no era la única mercancía que África ofrecía para el mundo rico. Se comenzaba la extracción de marfil, pieles, maderas y más adelante fueron seres humanos traducidos como esclavos.

Pero fue entre los siglos XVI y XIX, cuando millones de africanos eran arrancados violentamente de sus tierras y aldeas con destino a América y las islas del Océano Indico, donde se veían obligados a trabajar en grandes plantaciones de azúcar, tabaco, algodón, cacao y en las minas de oro y plata.

Bien, ahora el sistema moderno y global del tráfico de seres humanos, nos deja atónitos y queda lugar para la reflexión. Este negocio ha dejado de ser un objeto de cambio y su destinos difieren de los enormes campos de cultivos de algodón.

Los menores africanos eran parte de una solidaridad (quisiera creer que bien entendida) para una sociedad occidental rica, opulenta, que nada tiene que ver con la sobriedad y la austeridad y para otros que, engañados bajo las palabras de acogimiento paternalista hacia los más desfavorecidos se hacían eco de la desprotección de niños huérfanos.
El Arca De Zoé les gestionaba la adopción a través de Internet, incluido el formulario que había que descargar y rellenar. El cheque se mandaba por correo. ¿Quién en su sano juicio podría creer que entraban dentro de la legalidad esas adopciones?.

Este acto nos deja ver cómo están hechas nuestras sociedades de consumo, nuestro querer tener y ahora sin pasar por la legislación existente en cuanto a adopciones internacionales. Importando muy poco si esos niños tenían familia, ignorando sus raíces, su identidad, sus propios derechos como menores que son.

El daño ya está hecho, las falsas palabras del “plan humanitario” de la ONG francesa El Arca de Zoé en Chad, para “salvar del hambre y la miseria” a 103 niños está además ensuciando el tremendo trabajo que realizan no sólo el sistema de las adopciones internacionales sino la labor de cientos de organizaciones no gubernamentales y humanitarias en zonas de conflicto.

103 menores iban a ser trasladados sin haber cumplido con la Ley existente en estos trámites. Las familias de los niños no habían dado el visto bueno, ni el Gobierno del país, ni el Sistema de Protección del Menor de Francia a donde iban a ser trasladados.

Además esta organización engañó al Gobierno de Chad haciéndole creer que su intención era construir en ese país africano "un centro de acogida de emergencia para niños aislados" y unos equipamientos médicos.
Es triste contemplar estos hechos, me pregunto hacia dónde vamos, hacia dónde nos dirigimos. Con dinero hay quien se cree que es todo comprable, todo está al alcance de nuestra mano y todo sobornable. No olvidaré las imágenes de cómo los niños lloraban pidiendo ver a sus padres, quienes en realidad estaban muy cerca de ellos, pues vivían en el Chad. Ellos son los verdaderos protagonistas de esta penosa historia, porque ellos son las víctimas.

Y víctimas son la cantidad de 800.000 y 1,2 millones de seres humanos traficados anualmente según fuentes de algunas organizaciones internacionales.

El Arca De Zoé se había convertido en un Arca sí, pero de tráfico de menores, traducido en un enorme e infame mercadeo donde haciendo gala de una desvergüenza impresionante, maquillaban y falseaban heridas de guerra a los niños simulando que provenían de un conflicto tan tremendo como es el de Darfur.
Y como entre los siglos XVI y XIX, donde millones africanos eran raptados de sus tierras, ahora contemplamos la usurpación de niños destinados a ese mundo rico que está inmerso además en una penosa degeneración en humanidad y valores éticos.

7 comentarios:

ElPoeta dijo...

Qué bueno, mi querida Alicia, que nos ilustres sobre esta realidad tan inhumana y que se ha puesto de actualidad debido a un hecho aislado. A veces es necesario que ocurran cosas así para despertar la conciencia de las personas de bien, como vosotras siempre estáis haciendo. Un beso solidario y cariñoso,
V.

[La Otra Agenda] dijo...

Los mismos actores, la misma historia, aunque diferentes procedimientos. Una vez más un penoso acontecimiento como el de Chad desvela una realidad horrible, oculta, pero demasiado habitual como para poder obviarla.

Magnífica viñeta (yo también la he recogido para mí) y magnífico post el vuestro. No podía ser de otra manera :)

Besos,
David

El Buen Salvaje dijo...

Mi mujer, más sensible y más dispuesta a demostrar esa sensibilidad que yo, lloró desconsoladamente al ver el desamparo de esos niños, algunos de los cuales no eran huérfanos.

Puede que se los llevaran para darles una vida mejor (no creo qeu fuera tan altruísta la cosa) pero no se debería separar NUNCA a unos niños de sus propios padres, estén en las condiciones en que estén. Se debe ayudar a ambos o, por lo menos, ayudar temporalmente a los niños.

Es difícil evaluar la situación, siendo como es uno de los países políticamente más corruptos que existen. Lo que no me extrañaría es que ese dictador bananero estuviera al tanto de la "operación" peor no de los "pagos" a realizar a la administración por este tipo de "operaciones".

Saludos salvajes.

Jorge Medina Azcárate dijo...

Precioso y oportuno, Alicia.

Este tipo de cosas se empiezan a ver en un sistema carente de muchos principios y valores, que empieza a deambular peligrosamente y sin rumbo fijo, y llevado desde la cultura competencial y el "todo vale" por el éxito y la subsistencia.

Y para todo esto, educación. Desde la dignidad y la ética. Desde el deseo de aprender y crecer. Desde la voluntad necesaria de cada uno. ..El dinero no puede ser todo en la vida.

Así se evitan casos como este Arca de Zoé, montada por un bombero "extremadamente listillo", y carente de muchos prejuicios. Los suyos, y los que repercuten a los demás.

Ganas de aprender y ser uno mismo dentro de un sistema. Nada más. Tremendamente esperanzador.

Un abrazo muy fuerte. (Espero verte pronto!),

Jorge Medina Azcárate
One brother World

Lady Read Morgan dijo...

Hola Alicia, la verdad es que me estremece el caso, me estremecen tus palabras. No se, a veces me es muy dificl entender este mundo.

Un beso.

Lady Read

Observador dijo...

Desgraciadamente este tipo de noticias son las que hacen mas daño a las ONG´s , y que no se reciban apoyos y si muchos recelos hacia sus actuaciones(ya vemos el caso de Anesvad p.ej.).Es triste pensar en el engaño en el que se vieron los tripulantes del avión y más aun el saber que estos niños tenían Padres y que fueron arrancados de sus manos con mentiras sobre su futuro. Como siempre incisa y con el dedo en la yaga este post es estremecedor y dice mucho de hacia donde se dirige una sociedad sin valores.

Alicia dijo...

Gracias a todos y todas por los comentarios. Realmente es un tema a reflexionar. Ahora los medios de comunicación parece que acaparan otras noticias, como por ejemplo el de Chávez y hemos olvidado de repente a los nenes del Chad.
Todo esto me hace pensar en múltiples cuestiones, desde la decadencia social occidental, gobiernos corruptos, globalización y capitalismo..en fin, creo que es un tema bastante complejo.
Un abrazo a tod@s.