lunes, julio 16, 2007

Una oportunidad para Nour.

Cuando Lápices para la paz aterrizó en Palestina conocimos a Nour, una niña sorda de seis añitos que correteaba en una pequeña casa de Jericó ajena al sonido del viento. Os acordáis de la historia ¿Viviendo en el silencio?.

Pues bien, ahora os puedo decir que Nour vendrá a España el próximo 22 de julio para hacerle un exhaustivo estudio de su sordera y si es conveniente, se le implantará mediante una intervención quirúrgica, un implante coclear, que es un dispositivo eléctrico que se coloca en el oído interno. Este implante simula el sonido al estimular el nervio acústico mediante corrientes eléctricas.


Esto es posible gracias al programa quirúrgico “Sana, sana…” de la ONG Infancia Solidaria y las gestiones con la Fundación La Honradez, además de la solidaridad del Dr. Gómez Candera, especialista en otorrinolaringología.

Y Nour no vendrá sola a Madrid. Le acompañará su madre que hace años que no ha visto debido al eterno conflicto que hay entre Israel y Palestina. Ambas se separaron cuando la abuela de Nour enfermó y su madre tuvo que marcharse a Jordania para estar con ella.
Cuando quiso regresar a Palestina, en la misma frontera le denegaron la entrada.
Se reencontrarán en Jordania y convivirán en Madrid con una estupenda familia que muy amablemente se ofrecieron en acogerlas durante el tiempo que estime el estudio de la niña.

Las palabras silenciosas de Nour aún resuenan en mi memoria. Era gestos enérgicos, seguros, siempre con una sonrisa en los labios:
- Ahora no iré con vosotras, pero algún día se que me llevareis y por fin podré escuchar.

Una nueva oportunidad. Nunca el silencio ha sido más esperanzador.

6 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

Qué hermosa y esperanzadora historia. No es la solución para el problema, pero sí es una solución para un problema, y eso también es importante, muy importante (una perspectiva también necesaria, para no olvidar que las víctimas de los conflictos y las injusticias no son los pueblos -¿qué es un pueblo...?-, sino las personas, una a una, todas ellas...).

Gracias por darla a conocer, y apoartarnos a todos un soplo de ilusión.

Un abrazo (y buena semana...).

alicia dijo...

Como me ha gustado leer la historia, Alicia ! Esas pequeñas/grandes victorias de cada día, que no pasarán a la historian(ni falta que le hacen), son las que realmente dan esperanza en que las cosas pueden cambiar y mejorar.

elprinciperana dijo...

Aquella entrada me encantó, pero esta me ha gustado aún más.
Más pequeñas grandes cosas, más...

Observador dijo...

Si el post donde conocimos a Nour fue estremecedor y crudo este es esperanzador y alienta una vida nueva para esta niña y el reencuentro con su madre después de tanto tiempo separado será para llorar de emocionante y de injusto por la situación vivida por ambas. Un beso (os dejo que me pongo blando).

Maki dijo...

Me alegro por este gesto de amor solidario ,,,le deseo a Nour ,,q todo le vaya muy bien ,,,ya nos diras ok

besos muy solidarios ,,,ya pedi dos camisetas ,,,una para mi y otra para mi socio

Alicia dijo...

Gracias Makiiiiiiii!
Un abrazo!