jueves, mayo 24, 2007

Fracaso.

La incertidumbre y la angustia se palpa en Palestina.
A través de las noticias que nos llegan, sólo me queda pensar en esos niños que no pueden acercarse al colegio, a esas madres que abrazan a sus hijos pequeños y les tapan los oídos a media noche porque apenas pueden conciliar el sueño por las miserables bombas y disparos, la espiral de violencia que asola una vez más, la Franja de Gaza.
Entre los enfrentamientos internos, se suma el incesante bombardeo del Ejército Israelí.
La moral, la entereza, la esperanza que tanto me sorprendió del pueblo palestino decae, de forma irremediable.
Nadie puede salir de Gaza, el cruce fronterizo de Rafah está cerrado, el de Eretz también, y del otro lado está el mar.
La inmensidad de un océano también cercado, inaccesible como ese muro gris e indigno que separa el mundo en dos mitades.
Si todo está cerrado, ¿qué pasa con los alimentos? ¿Con las medicinas? ¿Con el material hospitalario, con la población en general? ¿Qué hace la Comunidad Internacional, qué hace los líderes?.

Recordar que aún existen 130 ó 140.000 funcionarios sin cobrar su sueldo y ellos son los que alimentan a las familias. Pero aún sin cobrar sus salarios, salen diariamente a trabajar.
La inseguridad en las calles es total, nadie se atreve a salir por la noche. Porque allí, la noche da pavor. La luz se va frecuentemente y todo queda en penumbras hasta que algún cohete ilumina las blancas casas.
Esta mañana leo que los bombardeos de los israelíes son selectivos. Siempre he oído la misma historia. Me pregunto si los palestinos, encerrados en sus casas, con el miedo en los huesos piensan lo mismo. No sólo de la incertidumbre se habla, también esa palabra se ingiere, como un plato único al día de comida, masticando lentamente hasta que se traga.
Y por si esto fuera poco, unos 15.000 palestinos huyen con lo puesto del campo de refugiados palestinos situado junto a la ciudad de Trípoli, Líbano, donde tres días de combates entre el Ejército libanés y la milicia suní Fatah al Islam han causado un centenar de muertos y miles de desplazados.
Imaginaros ser palestino por unos minutos. Un pequeño pedazo de tiempo donde la tristeza se ceba muy profundamente en alguna parcela de nuestra alma.

Fracaso, incertidumbre, desconfianza son palabras que llenan el animo de la población.
Fracaso de un Gobierno que planeó un acuerdo en La Meca. Fracaso de diálogo, por ambas partes, de la paz. Fracaso de líderes que llevan al extremo el ejercicio desproporcionado de la violencia. Fracaso de los poderosos sabedores y permisivos de los delitos y violaciones al Derecho Internacional.

“La guerra es el fracaso del hombre. Muestra que la gente no puede encontrar un lenguaje de entendimiento y de comprensión. La guerra es la última fase del fracaso en la comunicación humana.” Ryszard Kapuscinski, periodista, escritor y ensayista.

7 comentarios:

Joaquina dijo...

Tal y como afirmaba Kapuscinski, el recurso de la guerra supone un fracaso para la civilización; mientras los que continuamos esperando que la voluntad de diálogo por parte del gobierno de Israel sea efectiva, éste continúa pasando por alto las resoluciones de Naciones Unidas que condenan sus ocupaciones de territorio palestino; una zona asfixiada por el bloqueo y la inoperancia internacionales, y por los conflcitos internos por un poder político que no genera más que inquietud y desesperanza. Me pregunto cómo podemos esperar que un pueblo ame la paz si muchos de sus ciudadanos nunca han vivido más que entre bombas y lanzamiento de piedras, asilados permanentemente como refugiados en su tierra. Y ahora exiliados palestinos refugiados en el campo Naher al-Bared lloran y rezan porque nada tienen y peligra la vida que les queda.

ElPoeta dijo...

Mientras haya guerras, no entiendo como nadie puede hablar de civilización... Lamentable. Besos,
V.

alicia dijo...

Realmente desesperanzador este post,¿porque no entienden que - como decía John Lennon- "todos decimos que se dé una oportunidad a la paz".
Totalmente de acuerdo con la frase de Kapuscinski; la guerra es el fracaso del hombre y de la civilización.

Observador dijo...

Que el post es desgarrador y lamentablemente la guerrra es el fracaso del hombre(humanidad??)y desde luego deberian de dar una oportunidad de dialogo para alcanzar la paz.
El pueblo palestino lamenta cada dia el asedio al que se ve sometido por parte de los israelies, pasandose por los forros las resoluciones de Naciones Unidas por sistema.Hasta cuando???.

Alicia dijo...

Son tristes las noticias que vienen de allí. Desesperanzador como bien dices Alicia (tocaya), pero es que cada día que pasa, es un lamento más porque la paz queda lejos.
Sólo se que a los únicos que benefician los enfrentamientos entre las dos facciones políticas palestinas (que hablan de tregua un día sí y otro también para terminarla a las pocas horas) es a Israel y a los que les apoyan. Las informaciones que llegan de allí son escuetas y se quedan en la superficie.
De momento el partido politico Hamás, elegido democráticamente están desperdigados clandestinamente por toda Palestina con el miedo de sufrir atentados por parte del ejército israelí. (Ayer fué atacado en su propia casa el primer ministro palestino)..ver para creer.
Gracias a todos por vuestros comentarios.No a la guerra, a todas las guerras.

Wilde dijo...

Tremendo lo que está pasando estos días, con el fascista ejército israelita bombardeando sus casas y calles con total impunidad. Mi total repulsa... ag!!!

P.d. me ha encantado vuestra entrevista en Trazas, plas plas plas...

Biquiños!

keku dijo...

¿Como puede hacerse un bombardeo selectivo? Como puede distinguir una bomba a quien puede matar y a quien no? ¿La bomba es solo para el que la recibe... no la recibe nadie mas?

Los palestinos se equivocaron al elegir un gobierno que no elegiría occidente. Mas o menos la lectura que saco de ésto es "podeis votar a quien querais siempre que sea próximo a mis ideas".

Estoy seguro que Hamás no habría ganado si el otro partido no hubiese sido un nido de corrupción y engaño. Arafat se forró, sus más cercanos se forraron mientras el pueblo yacía muerto de hambre, cansado de guerra y permanentemente observado y asediado.

Pero no eligió a los que queríamos aquí... eligió a quien le ofrecía trabajo, le ofrecía paro, le ofrecía cercanía. Y el pueblo le votó... Ahora no vale... ahora el gobierno es quien nosotros queramos... eso sí... esto es "democracia".

(Cuidado, por norma general no estoy de acuerdo con ningún político. Por supuesto menos aún con alguien que promueve la violencia y el terrorismo como forma de liberación, como hace Hamás).

Buenos días a todos...