lunes, mayo 14, 2007

30 minutos de "honor".

Du’a Khalil Aswad de 17 años ya no podrá soñar bajo las estrellas, ni imaginará un mundo en el que el respeto y la igualdad van juntas de la mano.
Su infancia, como centenares de mujeres iraquíes es marcada por hombres, como las leyes, las costumbres, la religión y la locura colectiva.
*Foto Emilio Morenatti.

Du’a Khalil Aswad murió el pasado 7 de abril. Su grito, su libertad su impotencia fué silenciada por la ignorancia bajo la atenta mirada de centenares de personas viendo cómo moría a pedradas.
Lapidada hasta la muerte por un llamado crimen por motivos de “honor”.
La razón: se enamoró de un musulmán sunní y se convirtió al islam con la intención de casarse con él. Ella era de una minoría kurda. De vuelta a casa, 2.000 personas de su pueblo, Bashika, cerca de la localidad de Mosul, observaron cómo un grupo de ocho o nueve hombres, presuntamente de su familia, la apedrearon hasta la muerte.
Algunos familiares participaron en el homicidio.
Un vecino anónimo grabó las imágenes en un teléfono móvil. No tardó mucho tiempo en colarse esa escena en Internet.
Teléfono móvil, internet. Tecnología accesible, avanzada, en detrimento de los derechos humanos básicos.
Tardó 30 minutos en morir. Observada sin que nadie frenara este asesinato colectivo, cómplices del último aliento de esta menor, tanto por los que tiraban las piedras como los que contemplaban esos 30 minutos de dolor.
Aquí en este mundo occidental, tenemos la libertad en la red donde vemos en diferentes medios el vídeo del sufrimiento y la muerte de esta niña, Du’a Khalil Aswad.
Pronto olvidaremos ese pedazo de tiempo. Sumido en eternidad donde la humanidad decae y muere un poquito más.
Amnistía Internacional, nos dice que hay frecuentes informes de homicidios por motivos de "honor" en Irak, especialmente en el norte del país, de mayoría kurda. La mayor parte de las víctimas de estos homicidios son mujeres y niñas cuyos familiares varones y otros consideran que han deshonrado a las mujeres de la familia comportándose de forma inmoral. A menudo el fundamento de tales acusaciones es poco sólido y sólo se basa en rumores. La mayoría de los homicidios por motivos de "honor" son perpetrados por hombres de la familia de la mujer, que creen que así restauran su honor y el de su familia. Si bien las autoridades kurdas introdujeron reformas legales para resolver los homicidios por motivos de "honor", no han investigado ni procesado a los responsables de estos crímenes. Amnistía Internacional ha documentado sus motivos de preocupación por las mujeres iraquíes víctimas de violaciones de derechos humanos, incluidos homicidios por motivos de "honor".

Por lo tanto los conceptos de honor y vergüenza son cruciales para entender el ambiente social y psicológico en el que las mujeres kurdas, al igual que las mujeres de diferentes comunidades del oriente Medio, viven. El honor, el valor social más alto, está determinado por el comportamiento sexual de la mujer, de tal manera que si una mujer no llega al matrimonio virgen, comete adulterio, o simplemente es violada, puede ser objeto de expulsión y hasta de condena a muerte. Por ello, las mujeres están sometidas a un control social muy estricto desde muy temprana edad


*A pesar de los índices altísimos de suicidios y muertes de honor en la mujer kurda iraquí, muchas ejercieron su derecho al voto. Foto de las elecciones iraquíes del pasado enero de 2005. (© AP/WWP). No deja de ser una foto anecdótica, de escaparate y poco trascendental en la vida y participación de la mujer iraquí.




10 comentarios:

Wilde dijo...

Repugnante, deleznable, indignante... no hay palabras para esto... y tampoco para que el mundo permita una lapidación en el siglo XXI, más de inocentes...

Alguien debería empezar a tomarse en mundo en serio de una vez por todas...

un beso!

tootels dijo...

DE VERGÜENZA COMO TODO LO QUE OCURRE DONDE NUESTRAS MANOS ALCANZAN!!!
YA EMPEZAMOS A TENER CALLO Y LO PEOR ES QUE SE OLVIDA Y HASTA SE IGNORA... DE AUTÉNTICA VERGÜENZA!!!
NUNCA MAIS

alicia dijo...

Horrible, vergonzoso... en fin, no hay palabras. Esos 30 minutos debieron ser interminables. Parece mentira que en estos tiempos sigan pasando cosas así. Me llama la atención que se pueda apedrear a una mujer por adulterio, pero el amante siempre se salva, a no ser que sean pillados in fraganti.Una vez mas, las muejres somos las mas perjudicadas.

maki dijo...

Que barbaridad xd , 30 minutos de horror y 17 años, murio por amor

esto me deja sin palabras

Que es lo q hay en la cabeza de estas personsa ??? "honor?? xd xd xd

besos y abrazos solidarios

Observador dijo...

Desgraciadamente nos estamos insensibilizando ante tanta barbarie. Vemos el telediario con el filete delante y nos importa poco que nos cuenten un atentado en Irak, una bala perdida en Gaza o el desgraciado caso de esta niña.
La familia de esta víctima no anda muy bien de la cabeza, pero es lo que hace la incultura y la supercheria.
Como nos pasa con la tv, vemos el vídeo en Youtobe y nos da igual, nos quedamos tan panchos y luego a continuación nos vemos un pps sobre la primavera p.ej.
¿Cuántas bofetadas más necesitamos para poder reaccionar?.
Por cierto, el post es muy conmevedor, besos valientes.

Leicca dijo...

:-(

Un beso, guapas.

Persio dijo...

es realmente indignante, lo siento, no sé que más decir...

Viriz dijo...

detestable, deplorable, reprobable, inhumano.

No existen palabras que me alcacen para plasmar la indignacion que me causan este otros actos que atentan contra la libertad de derecho en todas sus formas,

Cualquier atropello al la naturaleza del ser merece mi codena y mi mas profunda tristeza.
cuando una se da cuenta de esas cosas es cuando sabes que tines en tus manos la posibilidad como mujer libre de luchar por la libertad de las demas.

Admiro desde hace tiempo su trabajo y lo sigo de cerca, pero ahora comento.

Saludos.

Miguel dijo...

Hay cosas en este mundo que simplemente no alcanzo a entender. Ésta es una de ellas.

Lady Read Morgan dijo...

Hola queridas amigas, lamentable mundo donde el hecho de ser mujer implica desde antes del nacimiento (ecografías), un peligro de muerte y violencias varias.

Horripilante mundo donde un grupo de mujeres y varones es capaz de hacer esto, presenciarlo, sin intervenir.

Un beso y seguiremos denunciando, seguiremos trabajando y apoyandolas.

Lady read.