jueves, abril 19, 2007

La otra realidad.

Infancia en Kabul. Una niña afgana juega con la arena en un campamento para desplazados de Kabul. Syed Jan Sabawoon/Efe.
¿Quién puede ser indiferente ante esta imagen?
Las niñas en Afganistán se inician como tejedoras a los 7 años. Durante 12 horas por día. Cuando no es el hilado o el teñido, les espera la tarea de siglos: moler grano, hacer yogur, juntar leña, criar niños. El estudio les está vedado. Niñas, mujeres: una vida corta, anónima, cruel, sin nombres, sin identidad.
¿Hasta cuando?.
La falta de empatía, la falta de cordura que impera en este mundo, sobretodo de los poderosos, hace de este planeta un lugar dónde las injusticias sociales imperan, sobrepasan todos los límites del respeto al ser humano.
Existe otra realidad que si se sabe y se quiere buscar en los medios aparece de forma desoladora. Son como bofetadas que atraviesan el alma. No se esconden.
Tiene luz propia y nos preguntamos qué podemos hacer, eso por un lado.
Por otro, nos preguntamos de qué forma nos podemos evadir porque esto no puede ser verdad y nos acomodamos en nuestras casas de hipotecas a 60 años.
Ganamos en transplantes de corazón, en tecnología punta, en rapidez para trasladarnos y viajamos de un continente a otro con relativa facilidad.
Perdemos valores en este mundo occidental, ya no se disfruta del tiempo, somos esclavos de él, corremos hacia un destino incierto, nos ahogamos en facturas y el estrés es nuestra forma de vida.

Este es el siglo que nos ha tocado vivir. Cerramos los ojos mientras que oímos los gritos en la TV debido a una nueva masacre en Irak.
Muchas de las informaciones están manipuladas, hay guerras olvidadas y desayunamos con estadísticas.
¿Cuál es el mundo que dejaremos atrás para las próximas generaciones cuando ya estemos ausentes de este mundo?
¿Para cuando los poderosos, los gobiernos tendrán en sus programas electorales justicia social?.
¿Para cuando la coherencia, la misericordia, el reparto equitativo de la riqueza? ¿Cuándo en este planeta desaparecerá el hambre, el monopolio brutal de grandes empresas farmacéuticas que impiden el acceso a los medicamentos a las clases más desfavorecidas, el asesinato sistemático del medio ambiente, la erradicación de enfermedades, otros males silenciosos que afecta a los estratos más empobrecidos de miles de pueblos como por ejemplo la parasitaria endémica de Latinoamérica llamada Chagas, que afecta aproximadamente entre 16 y 18 millones de personas y cada año se cobra hasta 50.000 vidas y es sinónimo de pobreza?

Quiero mostrar esa otra realidad. No me gusta la palabra "invisibles". Es desesperanzadora, hiriente. Tenemos medios de información, tenemos la blogoesfera para dar nuestras opiniones, tenemos medios para ayudar en cuanto esté en nuestras manos.

Tres años después de la caida del régimen Taliban, - un país destrozado por la guerra y donde las oportunidades de trabajo, alimentación y necesidades básicas son muy escasas -, niños disputando pequeños pedazos de carbón que caen de los camiones de la Cruz Roja, para de esta forma poder contribuir con su propia alimentación y la de sus familias.

Tegucigalpa, Honduras. Los buitres y los niños disputan los restos que encuentran en los basurales en la capital hondureña. Juan Flores y otros niños revisan la basura para encontrar cualquier cosa que pueda ser comido o vendido.

Congo, África Central.La abuela Chantis Tuseuo, extiende la mano para su nieta, de nueve años de edad, gravemente desnutrida, que aguarda atención en un puesto de salud en los alrededores de Kinshasa.
En el mundo, según datos de la UNICEF, se estima que un 55% de las muertes de niños están asociadas a la desnutrición, el hambre que debilita lentamente.

Últimos juegos. Un niño juega junto a las casas flotantes en el pueblo de Paranaque, Filipinas. Las infraviviendas serán demolidas para dar paso a un nuevo proyecto urbanístico. Reuters.

Dos niños juegan con una pequeña carreta en una zona marginada de Nueva Delhi. Ahmad Masood / Reuters.

Esto es sólo un reflejo de esa parcela que habla de fracaso, olvido y deshumanización. Sólo nos queda la esperanza de que algún día estos invisibles sean tangibles en nuestras conciencias, en las conciencias de los poderosos.

“Di diez pasos hacia la utopía y ésta se alejó 10 pasos. Cuando caminé otros 20 pasos más, la utopía se fue 20 más para allá. Dudo que algún día llegue a ella, pero mientras tanto me hace caminar…” Eduardo Galeano, periodista y escritor.


12 comentarios:

alicia dijo...

Es un tema que me preocupa mucho, creo que nunca había habido una diferencia tan monstruosa entre países desarrollados y subdesarrollados, y eso no es bueno ¿De qué nos sirve tanto adelanto si todavía hay gente que muere de hambre? Parece que en algunas cosas hemos adelantado muy poco.
Por cierto, magníficas fotos.

MujerMadrid dijo...

Gracias Tocaya!
Las diferencias son atroces y no debería ser así.
Las fotos son las que me han llegado especialmente.
Y hay tantas...!
Un beso.

Persio dijo...

es una abismo en nuestras generaciones, hasta me da miedo decir la palabra infancia, si estos niños no tiene ni derecho a disfrutar de ella, se la han robado, se la hemos quitado un poco todos con nuestra indiferencia, y los grandes vampiros delas multinacionales sacan su provecho de esto...
saludos!

Observador dijo...

Cuando estuve viendo el documental-película de “Los invisibles “las palabras que estaban en mi mente eran las que se reflejan en este post, como bien dices el chagas es una enfermedad que afecta a18 millones, la enfermedad del sueño afecta a medio continente africano y la industria farmacéutica sólo investiga cuando les es rentable o cuando los ejércitos del mal llamado primer mundo van a las zonas afectadas o en su defecto cuando estas zonas se convierten en turísticas. En fin después de la chapa, realizáis una magnifica labor, seguid así Besos

Leicca dijo...

(las fotos son alucinantes... tienen esa cosa difícil de decidir entre la belleza y el contenido que uno no sabe muy bien cómo reaccionar.)

Anónimo dijo...

las fotos impresionantes hermana
el post...en tu linea....muy bueno¡¡
yo tmb ví "invisibles".....q horrible palabra verdad??...sobre todo cuando lo que es invisible son las muertes, la pobreza y el hambre extremas que son la vida de millones de seres humanos.....PERSONAS
en el documental, aparte de lo ya dicho por vosotros, apuntar que decian q mientras tanto, 1800 patentes de productos adelgazantes esperan cola para salir al mercado......sin comentarios, verdad????
bicos pra todos, ross

cucoalmeria dijo...

uff, paseando por Guinera te encontré, felicidades por el post, espero que con el hayas removido muchas mentes y las hagas hecho pensar al hacerles ver tanta miseria que hay en el mundo. Un saludo, nos iremos viendo.

maki dijo...

Precioso post ali , precioso en cuanto a como lo relatas y divulgas , el contenido es una pena verdad amiga ??

Existen los derechos al menor es verdad , pero acaso esos derechos no son para todas y todos?? ,porque no corren y son primordiales los de ellas y ellos , qué pasa ?? no lo entiendo ,q les frena a la hora de trabajar en esos paises ???

Sus gobiernos ??? que leyes hacen para ser inmunes a esta barbaridad?? donde esta su protección?? , cuantas preguntas en el aire sin entender y sin explicacion y si la hay que egoista y cruel es xd

En fin podemos divulgarlo conocerlo denunciarlo ayudar en lo q podamos , pero siempre me quedara la impotencia de no poder arreglarlo


bueno cariño q me puede esto de verdad y ya estoy llorando

besos guapa y gracias

ElPoeta dijo...

Alicia y Teresa, mi reconocimiento y admiración por este esfuerzo de solidaridad y comprensión para quienes tiene la vida más difícil y claman por nuestra ayuda. Fue un honor recibir vuestra visita. Mi apoyo a vuestra causa, a las mujeres y a las niñas que sufren y a la paz. Un beso solidario,
V.

Timur dijo...

Pero que fuertes todas las fotos esa es una realidad terrible a la que es dificil voltear a ver , yo pienso la verdad que toda esta gente es invisible a ojos de los gobiernos, si alguien debe ayudarles es la sociedad

Lady Read Morgan dijo...

Si no caminamos hacia la utopia, la utopia no existe. El mundo ha ido cambiando porque un dia alguien lo penso diferente, me uno a ti con el corazón estremecido por tanta sinrazón. Nunca he podido soportar el sufrimiento de una criatura, no deberiamos permitir que en mundo hubiera tanta desigualdad, tanta discriminación.

Un beso.

Lady Read

Miguel dijo...

Respecto a lo que dices:
Sí este es el mundo y el tiempo que nos ha tocado vivir. En nuestras manos está que esos invisibles dejen de serlo. Porque a día de hoy ya no se puede argumentar que no se conoce lo suficiente el problema, que no llega información...al contrario. Creo que hoy más que ayer somos más conscientes de lo que pasa a nuestro alrededor. Cosa distinta es que giremos la cara y hagamos como si nada.

He visto las fotos y me ha recordado a aquella frase de Gandhi: "Tenemos que aprender a vivir más sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir"