jueves, marzo 01, 2007

Hacia Jericó. Entre los escombros de una cárcel asaltada.

Esa mañana nos recoge Maha con su familia en el hotel y salimos destino a Jericó. Un pueblo tranquilo, cerca de la frontera con Jordania.
Pasamos al lado de Kalandia, tan conocido ya por nosotras, pero sin atravesarla, y por una vez no tenemos que pasar ningún check-point. Durante el trayecto comentamos los problemas de conexión a Internet que hemos tenido la noche anterior, así como algunas cosas que hemos vivido y escuchado los anteriores días. A medida que nos dirigimos a nuestro destino observamos en la carretera carteles indicando que nos encontramos bajo el nivel del mar. Más adelante nos topamos con uno que anuncia que estamos a 150 metros bajo el nivel del mar. Maha nos señala el Mar Muerto y hace una parada para que podamos observarlo desde la carretera. Es un lugar calmado y relajante. Hicimos una foto a lo lejos.
Inmediatamente seguimos camino hacia Jericó. A lo lejos podemos divisar el Monte de las Tres Tentaciones, una abrupta montaña que domina la ciudad de Jericó y el Valle del Jordán que también fue bautizada con el nombre de Monte de la Cuarentena por los Cruzados, en la primera mitad del siglo XII.
Entrando en la ciudad se encuentra un Casino, Maha nos aclara que la Autoridad Palestina dio orden de construirlo, a pesar, de que el Islam prohíbe el juego.

Entonces, Maha para el coche, y con decisión nos lleva a lo que hace un tiempo fue la Cárcel de Jericó, que perteneció a la Autoridad Nacional Palestina.
Un 14 de marzo del 2006 el Ejército israelí asaltó esta cárcel matando a dos personas, un guardián y un preso, ambos palestinos.

Esta incursión “legal” concluyó nueve horas después con la rendición de seis importantes ocupantes de la cárcel: el líder del Frente Popular de Liberación Palestina (FPLP), Ahmed Saadat acusado de ser el «autor intelectual» del asesinato, en 2001, del entonces ministro israelí de Turismo Rehavam Zeevi y de cinco de sus hombres.
Los guardianes estadounidenses y británicos que custodiaban la cárcel, abandonaron sus puestos de trabajo y dejaron vía libre a los soldados israelíes, diez minutos antes del asalto. Dijeron que se iban a arreglar un coche.
También cuentan que esta ocupación estaba ya estudiada de antemano. Era una operación fácil, con las puertas abiertas para detener y secuestrar y vejar a los presos que allí se encontraban. El Ejército israelí amenazó a los presos con matarlos si no se entregaban. Y así, excavadoras, tanques y diversos proyectiles destrozaron el centro, convirtiéndolo en un amasijo de hierro, hormigón y enseres personales.
Los presos que decidieron abandonar la prisión fueron esposados y obligados a desnudarse por los soldados y después de que se rindieran los ilustres ocupantes de la cárcel secuestraron en total a 21 palestinos.

*Humillantes imágines de presos palestinos obligados a desnudarse y llevárselos a cárceles en Israel. Fuente Mundo Árabe.

Con este acto se desató una ola de violencia que llevó a los palestinos a atacar instalaciones occidentales y a secuestrar extranjeros, al tiempo que funcionarios de la UE.
Una vez más, un acto de violencia genera, nutre otro acto de violencia. Un círculo vicioso que esperamos que se acabe alguna vez.
Ahmad Saadat actualmente sigue en una prisión israelí.

Con el relato de esta historia, contemplamos el lugar, que es desolador. Caminamos por sus pasillos: polvo, piedras, ropa, zapatillas.....

...E incluso vimos expedientes de presos entre los escombros, que Maha se queda con ellos y nos lo enseña.
Testigos mudos de un asalto convenientemente estudiado y pactado. Y nos preguntamos: ¿Qué pasaría si palestinos secuestran a ministros y parlamentarios israelíes para que sean juzgados en tribunales militares?
¿Serían juzgados por ejercer una política que se sabe impune por toda la Comunidad Internacional..?

Los expedientes de los presos se dejan abrir. Carpetas con nombres, apellidos, otros datos personales, actividades…todo sus historiales ante nuestros ojos. Sin censuras.

9 comentarios:

Keku dijo...

Que huevos tiene Maha. La verdad, tiene que ser una tía con un poder resolutivo sorprendente. Me produce una tremenda admiración.

Un acto de violencia que nutre otro acto de violencia. Que lo justifica. Yo te hice porque tú me hiciste... mas de lo mismo. La espiral crece y crece...

c.o.v. dijo...

Espirales de ojos y dientes...

Keku, ayer suscribí tu comentario y hoy también, esto se va a convertir en una costumbre...

Saludos a vosotras.

Leicca dijo...

Vuestro voto,
mi apoyo.

Un beso.

Ara dijo...

Me estoy enganchando a su aventura. Me gustaría que me contaran cómo huele ese país, si aún queda algo del aroma a especias. Me gustaría saber cuál su sonido, si existe el barullo o están atrapados por el silencio más mortal. Me encantaría que me prestarán los cinco sentidos que reciben con avidez esa tierra.
Un saludo y de nuevo GRACIAS.

Observador dijo...

Como decirte Kekú, que otra vez coincido con tus palabras.Con bien dice c.ov. esto se va a convertir en una constumbre....No es dificil, por desgracia ,imaginar el asalto a la carcel y la humillación de los alli presos por parte de los israelitas,otra vuelta de tuerca en la espiral de la sinrazón ,y la espiral crece y crece....

keku dijo...

c.o.v. y Observador...

Me encanta que suscribais mis comentarios, entre otras cosas porque creo que fluye una corriente de empatía hacia una causa que consideramos (injusta o no) desproporcionada. Para ser sinceros en mas de una ocasión he suscrito los vuestros (de observador todos, que lleva mas tiempo). Lo que demuestra que la buena voluntad y la buena fe están cerca, casi se palpan.

Es curioso, estimado Observador, que acentúes la ú en kekú...

Un cordial saludo.

Observador dijo...

No lo volvere a acentuar,KEKU,mi error viene por mi mala pronunciación.....

Wilde dijo...

Menudo documento el vuestro!!!. Tenéis que juntar todas las entradas y meterlo en algún lado. Esto es grande amigas!!! Muchas felicidades por ser como sois, nos dais un ejemplo inovidable...

besos!!!

Anónimo dijo...

ayy hermano...no me voy a repetir...como siempre...hablas con coherencia, realismo y corazón...el q deberían ponerle los q pueden acabar con esto de una puta vez
y hay un nuevo proyecto en estudio, en la ong en la que trabajo sobre 12 mujeres increíbles...Maha debería estar entre ellas....lo propondré
os quiero grijandersss, ross