lunes, febrero 05, 2007

Un domingo de parroquias y reflexión.

Como sabéis seguimos trabajando en dar a conocer nuestra campaña a todas las personas para que puedan sensibilizarse con Palestina y puedan colaborar.
El domingo pasado nuestra campaña "Lápices para la Paz" llegó a las parroquias de Anceis, Altamira y Sigrás, en el Concello de Culleredo en La Coruña.
Yo no soy una persona religiosa, pero tengo un gran amigo sacerdote, Laure, que quería que contásemos todo lo relacionado con nuestra campaña a sus feligreses, así es que me invitó a asistir a sus parroquias. El siempre dice que no importa las ideas de cada uno, lo importante son las personas.
Así es que el domingo pasado acudí en representación de las dos. Los feligreses ya conocían que estaría con ellos ese día.
Mi amigo Laure me presentó, y subí al púlpito para contar lo que estamos haciendo Alicia y yo con el apoyo de mucha gente solidaria. Durante la intervención, era consciente de la atención que prestaba la gente a medida que yo iba relatando lo que ocurre en Palestina y, todo sobre nuestra campaña.
Cada vez que finalizaba en mis intervenciones, en las tres parroquias, hubo mucha gente que se acercó a preguntar, querían saber más, y me transmitía su apoyo, su afecto hacia nosotras. Pero no todo quedó en palabras, la gente también demostró esa solidaridad colaborando en donaciones a nuestra campaña. Y realmente nos quedamos sorprendidas de la respuesta.
Fue un domingo distinto para mí, y estar en un pulpito en una iglesia fue extraño pero me sentí arropada por mi gran amigo Laure y ,sobre todo, por sus feligreses.
En nombre de Alicia y en el mío propio todo nuestro agradecimiento. Gracias a todas las personas que han colaborado y lo siguen haciendo porque de esta manera ha sido posible realizar lo que comenzamos hace tres meses.
Laure, amigo la amistad es solidaridad, GRACIAS.
Para concluir lo haré con una cita bíblica " Hay más felicidad en dar que la que hay en recibir"
Así se siente la gente que colabora y por supuesto así nos sentimos Alicia y yo.
Gracias a todos.

Reflexión.

Acaba la campaña de lápices en mi hospital, Gregorio Marañón de Madrid y siguen dándome solidariamente sus aportaciones para los niños y niñas palestinos. El pasado miércoles una amiga y compañera sindicalista de CC.OO, Sacri, el jueves otra gran compañera Asistente Social, Toñi y el pasado viernes, otra compañera enfermera, una gran persona, ex sindicalista de Ugt y gran amiga de correrías en manifestaciones y en concentraciones: Concha.
Ella realiza una gran labor, no sólo desempeñando su trabajo que es poner a cientos de personas al día electrocardiogramas, si no es la forma en que lo hace. Con humanidad y cariño. Más de una vez la he observado como le da la mano a la señora mayor, oprime su hombro o les acompaña hacia la puerta. Da igual la cantidad de gente que tenga, siempre tiene un cálido recibimiento.
Este pasado viernes, en esa sala de electros comentábamos el viaje, los niños, Palestina y un sin fin de temas que poco o nada sale en los medios de información. Tenemos un concepto de feedback muy particular, dependiendo del ojo que miramos y de la información que nos llega de Oriente Medio. Desayunamos, comemos y cenamos con esa violencia y generalizamos que allí todo el mundo es así. Y eso es lo que percibo y me transmiten.
Una auxiliar de enfermería entonces, se me acercó. Dio su aportación a Lápices para la paz, con cariño y solidaridad en esos momentos que debatíamos sobre el concepto de información y la manipulación.
- “ No nos enteramos de nada. Sólo nos preocupamos de pagar y pagar facturas y trabajar. Que tengais mucha suerte.”

Post Teresa y Alicia.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

me siento muy orgullosa de vosotras
¡¡ sois grandes chicas ¡¡
somos nosotros los que os damos las gracias:
gracias por hacer realidad un movimiento social...una inquietud de unos cuantos amigos auspiciados por Hernán Zin
gracias por llevar lápices para la paz a esos niños que podrían ser nuestros hijos...
gracias por vuestro empeño y tesón...
gracias por creer que un mundo mejor es posible...
gracias amigas
os quiero mucho,
ross

pequeñoIbán! dijo...

Muchas gracias por concienciarnos! Sobre todo en un tema como la mujer palestina

Un saludo!

Astrolabio dijo...

Maravilloso trabajo. y un enorme apoyo el del cura amigo Laure, que si tomamos en cuenta que fue una especie de hada para ustedes, pero en versión masculina (hado), podemos decir que en estas obras él sale Laureado.
Saludo.

Komo dijo...

¿teneis alguna idea de cómo la blogosfera puede ayudar en esto?

Lo digo porque me parece una causa digna de apoyar y lo que sí puedo daros desde donde estoy es parte de mi tiempo.

Un saludo

elprinciperana dijo...

Laure...si todos fueran como él otro gallo cantaría ¿eh?.
Mi voto de hoy para él!

La Otra Chilanga dijo...

Saludos compañeras; me he dado una vuelta por el blog con más detenimiento que antes y no me ha quedado ninguna duda: montaré una link desde La Otra Chilanga y colgaré algunas banners (si no es que todos) de las campañas. Les dejo un abrazo solidario con toda mi admir@cción.

MujerMadrid dijo...

Bienvenidas chicas de México desde la bitácora más revolucionaria: La otra chilanga!
Un gran blog, capitaneado por la desaparecida Dení Prieto.
Un gran abrazo de Teresa y mio.Seguiremos en contacto.

dirnaa dijo...

cada vez que os leo... me quedo sin palabras...
no se que deciros mas de lo que ya os contestan...
solo deciros que lo vivimos intensamente y lo viviremos mas intensamente la semana que viene.... seguro.
gracias por toda vuestra dedicacion.

carloscuentero dijo...

Qué bello trabajo. Si podemos ayudar con más que nuestras palabras, nos lo haces saber.
Un abrazo desde Colombia!!

keku dijo...

Hola amigas.

No sabeis cuanto celebro las nuevas incorporaciones al blog... unos ya desde hace unos días, otros por primera vez... desde aquí mi mas cordial saludo.

De acuerdo con elprinciperana, al respecto de que si todos fueran como Laure otro gallo cantaría. Curiosidades, la religión puede tanto unir como separar, amar como odiar... en definitiva (como casi todo) depende de nosotros mismos y somos esclavos de nuestros actos.

Queridas amigas... el mundo gira muy rápido, ya se encargan de tenernos ocupados en la sociedad de "información". Demasiado hacemos con sobrevivir... Suerte de tener este remanso donde el mundo se detiene durante unos minutos para centrarse en un punto fijo... los niños de la guerra.

Os quiero, niñas. Un besazo.