jueves, febrero 15, 2007

Hasta pronto Ithna. Caminando por Belén.

Nos despertamos pronto, y ya se escuchaban a lo lejos el susurro de las mujeres y de los niños, cuidadosos, para no despertarnos.
Antes de irnos, nos enseñaron el maravilloso paisaje que se podía contemplar en la parte posterior de la casa de Jamil.
Colinas con olivos, flores tempranas y aire puro. Y a lo lejos, una alambrada, usurpando la tierra: otro asentamiento judío. Nos llevaron a la casa de la “abu” a desayunar.
Ella apareció con toda esa vitalidad tan increíble, llevando grandes panes redondos sobre su cabeza, sin perder la sonrisa.
Y así, entre té, pan, hummus, aceitunas, queso, desayunamos y cogimos fuerzas, sobretodo, para despedirnos de nuestra segunda familia.
Nos adoptaron a los tres. Teníamos otro hogar y estaba allí, un lugar maravilloso, una gente extraordinaria, llenas de vida, de respeto unos con otros, de acogimiento y de paz. Todos los miembros de la familia se asomaban por las ventanas. Nos despedían emocionados y nosotras con una gran tristeza dijimos adiós con las manos y con el grito de que vengan a España, que también tenían otra casa. Hasta pronto Ithna.

Partimos hacia Belén, aún con los recuerdos de esa noche mágica.Varios check-points. En uno de ellos, nuestro conductor sabía perfectamente hablar hebreo, esto fue una ventaja. Además de que los palestinos usan la misma moneda de Israel con simbología judía, también les encanta que los palestinos hablen su idioma. Es como si su superioridad y un orgullo incongruente se elevara, se creciese. Asi pues, no pidieron el pasaporte a nadie.

Belén.
Se encuentra ubicada en los Montes de Judea, en la zona denominada Cisjordania. Su población está cercana a los 30.000 habitantes, la mayoría cristianos.
Ciudad que estuvo sitiada por el ejército israelí durante casi tres años, en el 2002 abandonó las tropas devolviendo la ciudad a la Autoridad Palestina. Desgraciadamente ha descendido alarmantemente la visita de los turistas extranjeros agravando una vez más la economía de Belén.
Visitamos otra guardería del Comité de Mujeres, llamada Future Bethelem.
Tres profesoras para quince niños, con edades comprendidas entre dos a cuatro años de edad.
El centro tiene una clase exclusiva para dormir. Otra para seis bebés y un aula de juegos con tobogán y diversos materiales.


Allí juegan, pintan, etc.Están de ocho a cuatro de la tarde.Hace un poco de frío, y lo palian con dos radiadores viejos. Nos damos cuenta de las necesidades que tiene este centro, porque además del frío los materiales están desgastados, sobretodo las colchonetas donde se tumban los niños.

Tomamos el té con las profesoras, y poco después una de las responsables del centro se vino con nosotras para visitar la ciudad vieja de Belén.
Subimos por cuestas imposibles en un taxi con seis personas, casi nos asfixiamos entre subidas, bajadas y recovecos de la ciudad.

Visitamos La Basílica de la Natividad un templo antiquísimo cristiano donde pudimos observar la devoción de algunos turistas.
La tradición dice que la iglesia fue construida en el lugar donde nació Jesús de Nazaret, ahora lugar sagrado tanto para cristianos como musulmanes.

Callejeamos por la ciudad vieja durante poco tiempo y después nos dirigimos a un Centro de Rehabilitación llamado BASR - Bethlehem Arab Society for Rehabilitation.
Organización creada en 1960 con el fin de proporcionar servicios de rehabilitación a las personas con necesidades especiales, para que puedan integrarse plenamente en la comunidad, proporcionándoles servicios médicos, educativos, sociales, culturales y recreativos, así como oportunidades de formación y trabajo.
Nosotras queríamos visitar sobretodo a menores afectados por la segunda Intifada que tuvo su inicio a partir del 29 de septiembre de 2000.
Nos recibe muy amablemente su director, Edmund Shehadeh, permitiéndonos la entrada al Centro.

Este Centro de rehabilitación está ubicado en un sitio privilegiado. Esta en lo alto de una cima, contemplando toda la ciudad de Belén y parte de cultivos de olivos.
Los pasillos son espaciosos, y destaca los grandes ventanales que dejan pasar una luz espléndida, llena de vida.

Nos llevan a una habitación muy amplia con capacidad para seis camas aunque en esta ocasión sólo están ocupadas por tres pacientes.
Conocemos a Iihad, un chaval de 16 años. Recibió un disparo en la cabeza. Las consecuencias fueron terribles. Le provocó una hemiplejía con grandes dificultades en el habla.
Este chico se dirigía al colegio cuando recibió el disparo del ejército israelí.
Nos dicen que gracias a la rehabilitación está poco a poco recuperándose superando que la parálisis en la pierna no pueda con él. Recorre los pasillos lentamente pero seguro. Y cada vez habla con más fluidez.
Nos conmueve su sonrisa.

En otra habitación y solo está Mohin de 22 años.
Parapléjico debido a otro disparo del ejército israelí hace dos años. Salió a protestar por el asesinato del líder espiritual de Hamás, Ahmed Yasín. En esa manifestación hubo tres palestinos muertos por disparos israelíes. Mohin salvó su vida de milagro.
Lleva dos años postrado en la cama, viendo pasar el tiempo resignadamente.
Le preguntamos cual es su opinión sobre el conflicto y nos responde:- No tiene solución. Nunca se irán de nuestra tierra."
Nos despedimos de él tocando su mano, mostrando nuestra solidaridad y respeto.
Salimos de la habitación. Los pasillos están desiertos, no hay nadie. Pero han sido testigos de grandes desgracias. Ojala que permanezcan así, vacíos, en silencio, sin dolor ni atisbo de sufrimiento.


9 comentarios:

ross dijo...

joooo....no puedo para de llorar....supongo que si hubiera estado con vosotras....ese hospital buffff...me hubiera derrumbado....la mirada del niño que recibio el tiro cuando iba al cole...ha podido conmigo y me he echado a llorar como una niña....lo siento pero tengo que decirlo....¡¡¡SON UNOS HIJOS DE PUTA CON TODAS LAS LETRAS COMO DICE MI HERMANO KEKU¡¡¡
y diossss.....que bonito es tener otra familia tan lejos en tantas cosas y tan cercana en sentimientos....
BESOS MIS NIÑAS....ya no me salen palabras de agradecimiento por lo que estais haciendo....¡¡¡SOIS MUY GRANDES¡¡¡¡

elprinciperana dijo...

Adelante...vuestros ojos son mi camino...

Ara dijo...

Magnífico testimonio el de tu blog. Desde aquí todo mi ánimo.
Saludos.

Wilde dijo...

Lo que no puedo entender es que en tu propio país tengas que estar enseñando el pasaporte constantemente. Estas pequeñas injusticias también minan la moral de un pueblo. Supongo que en eso consiste la opresión; desde lo más pequeño a lo más grande. Un gran documento el de vuestro extraordinario viaje...

Mucha suerte y un gran saludo...

keku dijo...

¿Llegarán alguna vez estos niños a superar esos traumas? ¿A no sentir miedo, a dormir placidamente? Lo bueno que tiene la infancia es la capacidad de no entender lo que sucede en su total nitidez, o de olvidar lo que les hizo sufrir, como bien apuntasteis.

Es curioso que Israel hace todo aquello que en su momento les hicieron los romanos y los alemanes... misma moneda, que conozcan su idioma, el síndrome de sentirse superior... la egolatría del que empuña un arma. Eso es bastante común en todos los mortales, pero estos mentecatos además no aprenden de lo que tuvieron que padecer... parece que quieren que los demás pasen por lo que pasaron ellos, como los veteranos en la mili, que te hacían putadas solo porque ellos las habían sufrido...

Wilde lleva razón. Precisamente la degradación humana, el sentirse obligatoriamente servil es una de las cosas que creo que más mina la moral de alguien. Saberse subyugado y humillado debe doler mas que un golpe.

Teneis además una gran capacidad narrativa. Me lo paso de cojones leyendoos. Un besazo Madrid-Galicia express.

BoliBic dijo...

gracias por la visita, amiga. Te la devuelvo no sin antes decirte que
este blog tuyo es como una bofetada en la cara que te pone los pies en el suelo

un saludo y suerte!

Ana dijo...

Me encanta seguir tu relato... Esperaba no encontrarme hoy nada, porque no es facil de leer, se te parte el alma.....

Un besitio muy fuerte y un voto más....

Sigo diciendo, una gran labor tu blog...

Komo dijo...

Es impresionante, de verdad que sí... ya que habeis vuelto, descansad y decidme... ¿qué hacemos para que esto se difunda?

A vuestro servicio.

Un beso

Anónimo dijo...

hola chicas, estoy con todos los comentarios, me haceis pasaar de la sonrrisa al llanto en 03...

pienso en las mujeres que os acompañan y en la rabia y desazon que deben sentir cada vez que las cachean, que les piden el pasaporte que les deniegan la entrada por que si...creo que si viviera alli me hubieran pegado un tiro ya por revelarme o me lo hubiera pegado yo por no poder hacerlo...es muy dificil entender algo que no has vivido ni parecido, pero la empatia me hermana con ellas y me hace un poco sentir toda esa impotencia y esa rabia..

os quiero chicas
irene